El servicio de Pediatría adquirió 20 sillones para reemplazar las antiguas sillas de madera de tres de los cinco salones de este servicio.

Las personas que tienen niños internados en el hospital San Carlos pasarán días y noches más cómodas mientras acompañan a los menores.

El centro médico adquirió 49 sillones para reemplazar las antiguas sillas de madera de tres de los cinco salones de Pediatría y la sala de espera de cirugía ambulatoria.

“El trato adecuado de nosotros como hospital hacia los padres y madres garantiza un mejor cuido hacia los niños internados, más cuando se trata de pequeños que requieren cuido constante. Esta adquisición repercute directamente en la salud de ambas personas; tanto del paciente como del acompañante porque estarán más tranquilos”, indicó el Dr. Edgar Carrillo, Director General del establecimiento de salud.

La inversión, que es de 10 millones de colones, no es tan significativa como el hecho que los familiares, con menores internados, descansen placenteramente. 20 sillones irán a los salones de Pediatría y otros 29 a cirugía ambulatoria.

“Estamos cumpliendo con los objetivos institucionales establecidos en la Carta de los Derechos del Niño Hospitalizado y adecuamos el ambiente de internamiento haciéndolo más grato a los padres y cuidadores”, mencionó la Dra. Shirley Burgos Marrugo, Jefe de Pediatría.

El servicio de Pediatría del hospital San Carlos cuenta con treinta y cuatro camas de hospitalización para menores y se internan 975 niños cada año en promedio.

Comentarios