Así aplica el IVA en su recibo. Foto: SCD

Este martes, Coopelesca explicó y dio detalles de la afectación del IVA en los servicios que brinda.

En primera instancia, aclararon que las familias que consuman hasta 280 kwh cada mes, quedan exentos del pago del 13%. Esto equivale a un recibo mensual de 26.585 colones mensuales.

El grueso de los asociados es el que consume esta cantidad. La cooperativa confirmó que el 87% de los asociados pertenecen a este grupo. Es decir, 8.7 de cada 10 quedan exonerados.

La carga tributaria, si deben pagarla 12.358 personas de las 110 mil que tienen servicios de la cooperativa.

Actualmente, todos los asociados pagan un 5% de impuesto de ventas en sus recibos. A partir del 1 de julio ese monto sube a 13%, es decir habrá que pagar 8% más cada mes.

Con la aplicación del IVA una familia que consume 281 kilovatios por hora, ya queda fuera de la exoneración y a manera de ejemplo, pasa de pagar por mes, 26.585 colones a 28.712, es decir 2.127 colones más.

«Coopelesca ha tenido una estrategia de generar su propia energía, ahora resulta que va a haber un segmento que son el 87% de nuestros servicios que representan el 48% de nuestros servicios y como nosotros no producimos toda la energía, tenemos que comprar al ICE y a Coneléctricas y resulta que sí pagamos IVA sobre cero y nos preocupa que quién nos va a pagar los exonerados», explicó Omar Miranda, Gerente General de Coopelesca.

Coopelesca ofreció una conferencia de prensa este martes para explicar los alcances del IVA en el servicio eléctrico. Foto: Coopelesca.

Coopelesca debe comprar cerca de 25% anual, de la energía que se consume en la región y sobre esa factura total sí paga impuesto. Es ahí, donde aseguran puede abrirse un hueco económico.

Es decir, la cooperativa compra energía con IVA, la vende a los asociados pero la gran mayoría de ellos, están exonerados lo que significa que no pueden recuperar el dinero pago.

Desde hace meses en Coopelesca plantean distintas propuestas para compensar ese hueco pero al momento, la única solución podría ser la solicitud de un aumento tarifario, tal y como lo había anunciado San Carlos Digital.

«En el caso de Coopelesca no podría decir un porcentaje exacto pero si quiero que quede claro que hicimos todos los trámites que estuvieran en nuestras manos para evitar que esta situación se diera, nosotros hemos tenido reuniones con ARESEP, el Ministerio de Hacienda para buscar soluciones diferentes a tener que pedir un ajuste tarifario, queríamos que se nos pudiera reconocer en la aplicación del impuesto la parte que vendemos exenta pero no fue posible y ahora hay que buscar cómo resarcir esos recursos», explicó Erick Torres, gerente financiero de la cooperativa.

La semana anterior, este medio dio a conocer que varias empresas de generación y distribución eléctrica, que conforma CEDET, la Cámara de Empresas en Energía Telecomunicaciones, podría solicitar un aumento de 4% en las tarifas para resarcir los fondos.

El monto es genérico según confirmó Coopelesca, aunque para efectos locales podría ser similar.

Los cambios por el cobro de este impuesto además incluyen alumbrado público y el alquiler de las cajas codificadoras en el servicio de televisión por cable.

Los primeros en sentir el golpe al bolsillo, serán los vecinos de Ciudad Quesada y alrededores donde el recibo eléctrico vence el 25 de julio. Luego el 5 de agosto hay otro corte con vecinos de los distritos y cantones del norte de San Carlos y al 15 de agosto llega el cobro a Sarapiquí.

A mediano plazo, la cooperativa pretende aumentar la generación propia, que actualmente es de 76% para así bajar la factura en el ICE y Coneléctricas y de forma simultánea su pago de impuesto.

Comentarios