Desde este viernes, 700 personas tienen agua potable en sus casas en Boca Tapada. Cortesía Municipalidad de San Carlos.

El 27 de marzo de 2020 quedará grabado en la memoria de 835 familias en Boca Tapada de San Carlos.

A partir de este día, reciben en sus casa agua potable. ¡Sí! en 2020 aún hay familias que se abastecen de agua de pozo pero eso quedó atrás, al menos para ellos.

En medio de la pandemia y tras años de espera, al fin abren el tubo en sus casas y les llega el líquido potable.

Y aunque parezca mínimo, este pequeño avance cambia la vida de una comunidad entera.

«En Boca Tapada contar con este recurso es un sueño que hace algunos años creíamos imposible y hoy, es una realidad. Esto en plena pandemia nos da un poco de alivio en medio de la crisis, la preocupación y todo el impacto económico que estamos sufriendo ya que este es lugar donde el turismo en la principal fuente de empleo», contó Priscilla Chaverri, vecina de Boca Tapada.

Esta comunidad pitaleña, está a 30 minutos de la frontera con Nicaragüa y es de esas en las que el abandono y la desigualdad son los protagonistas.

Esta nueva oportunidad, es una puerta que se abre para ellos hacia el desarrollo.

Cada año sufrían más y más por la escasez del líquido en las fuentes naturales. Cada verano traía consigo la preocupación de que el agua no alcanzaba ya para todos y que solo unos cuantos tenían en su casa.

«Los pozos artesanales donde las familias sacan el agua se secaron casi en su totalidad, ha bajado mucho el caudal de las aguas y las nacientes están casi secas y esto llega como un milagro porque en medio de una pandemia como la que pasamos da esperanza por que las personas pueden ya tomar las medidas necesarias para cuidarse», señaló Evaristo Arce, vecino y regidor municipal.

Ahora todo cambió. El acceso a un recurso básico mejorará hasta la salud de estas familias.

El agua potable, será un recurso valioso para pretender la reactivación turística luego de la emergencia vigente. Para ellos, esto permitirá mejorar las condiciones de muchos establecimientos dispuestos a recibir turistas nuevamente ojalá muy pronto.

El servicio quedó habilitado desde este viernes para las 217 familias beneficiadas. Cortesía MSC

Obra en 5 meses

Esta obra, inició en octubre anterior como una extensión del servicio del mega acueducto que, desde febrero del año anterior, abastece a 11 comunidades en Pital.

En total, la Municipalidad de San Carlos instaló 29 kilómetros de tubería entre el Saíno hasta Boca Tapada. Saíno era la última comunidad a la que llegaba el recurso gracias a este mega acueducto.

«El costo de llevar el agua del Saíno a Boca Tapada fue de casi 400 millones de colones, de los cuales 100 millones los aportó la Municipalidad y el resto por el Gobierno Central por medio de FODESAF», explicó Walter Hernández, vocero municipal.

En total son, 82 familias en Boca Tapada centro y 135 más en el trayecto entre esa comunidad y el Saíno. 700 personas son las que se benefician de la obra.

Ahora, el objetivo siguiente es un sueño más por cumplir: llevar el agua de Boca Tapada hasta la frontera, en Boca San Carlos desde el mismo tanque de almacenamiento instalado en el Saíno.

Comentarios