San Carlos sigue fuera de la clasificación, pese a los méritos del cierre del partido. Cortesía ADSC

Definitivamente era un partido bastante particular. Sin público y con un aguacero que, desde hace mucho, no caía en San Carlos y que empezó solo minutos antes.

El profesor Carlos Restrepo no varió mucho la alineación a su última apuesta pero, mostró ofensiva al incorporar arriba a Julio Cruz con Jorman Aguilar.

De hecho, a los 5 minutos Cruz hizo su primer anuncio en una jugada que pegó el palo y así ahogó el grito de golazo.

Los locales manejaban bien esos primeros minutos y el control en el área era suyo. A los 12 minutos, Jorman pegó otro balón en el poste.

La lluvia cesó para ese momento.

Jicaral asomaba en la ofensiva y a los 15 minutos Pemberton sacó el primero gol rival en un partido bastante intenso hasta ese momento por que empezaba a equilibrarse.

26 transcurrían, era un partido intenso, bastante intenso y en una jugada verdaderamente, innecesaria pero en la que el estado de la cancha pudo afectar, Pablo Arboine sale por expulsión y los Toros quedan con 10 hombres muy temprano en el partido.

Jicaral aprovecha el espacio que dejó ese hombre menos al punto que el palo, ahogó el primer gol rival.

Los Toros empezaron a equilibrar las acciones pero, con menos llegadas al marco rival y los de la Península amenazaban constantemente pese a los ajustes en el sistema de juego de Restrepo.

A los 40 minutos, una vez más, el palo impidió el 1 a 0 esta vez, en los pies de Esteban Ramírez mediante un tiro libre.

El primer tiempo, bastante bueno, cerró sin goles y con una obligación extra para los locales de sumar durante la parte complementaria.

El segundo tiempo inició con el primer de los 5 cambios sancarleños. El sacrificado fue Julio Cruz por el ingreso de Álvaro Aguilar para reforzar el área defensiva norteña.

Durante los primeros minutos, Jicaral tomaba la iniciativa ofensiva y era el equipo, a ese momento, con mayor cercanía al gol.

Y así fue a los 54 minutos cuando una mala salida de Pemberton y un desfase de la defensa, lo aprovechó Jurgens Montenegro anotó el 0 a 1. Los Toros del Norte perdían en casa pero a falta de mucho tiempo por jugar.

De inmediato, Restrepo accedió a dos cambios más: Christian Martínez salió por Roberto Córdoba y salió Diego Madrigal por Rachid Chirino.

El primer cambio no le funcionó al «Piscis» y ahora tenía que resolver por los 30 minutos que restaban de partido.

Eso, tampoco funcionó mucho pues el orden jicaraleño predominaba por encima de cualquier estrategia de juego sancarleña.

Restrepo apostó a cerrar con sus 5 cambios. Aún sin entender, a ese momento sacó a Esteban Ramírez por Jossimar Pemberto, quien volvió a la acción luego de meses sin jugar y de una vez, también sacó a Jorman Aguilar por el querido Juan Vicente Solís.

Refrescar las acciones parecía la intención del técnico sancarleño y así cerró la posibilidad de variantes a solo 13 minutos del cierre y un marcador en contra como local.

Los Toros empezaron muy bien pero, no hubo reacción a la pérdida de Arboine y pesó en el resultado de un partido en que, las ilusiones de clasificar estaban en juego.

Jossimar entró fresco, inyectado, con buenos remates pero, el portero y la defensa jicaraleña estaban bien plantados en su intención de llevarse los 3 puntos del Carlos Ugalde.

Se acaba el tiempo y la desesperación norteña pasaba factura. Perder puntos en casa, se convertía en una constante para los sancarleños durante este torneo.

Al cierre, los Toros lo intentaron una y otra vez. Mejoraron las llegadas, y lo hacían bien pero no les alcanzó.

Fue un amargo regreso para los Toros del Norte y en su propia casa. Intentos fallidos a raíz de una expulsión tempranera que no tuvo reacción técnica.

San Carlos sigue fuera de la clasificación, pese a los méritos del cierre del partido.