El terreno, se ubica en barrio Lourdes en Ciudad Quesada y tras el cierre de la gasolinera quedó en custodia de RECOPE. Foto: SCD

Las antiguas instalaciones de una gasolinera ubicada en el sur de Ciudad Quesada, contiguo al Registro Civil, podrían ser aprovechadas para la construcción de un albergue para familiares de personas hospitalizadas en San Carlos.

Esta es una idea de la diputada María José Corrales, quien presentó un proyecto de ley para que RECOPE, propietaria del terreno de 2 mil metros cuadrados, pueda cederla a la Municipalidad de San Carlos.

“Este terreno, perteneciente a Recope, está en desuso y es por ello que inicié las gestiones para que a través de una ley se pueda traspasar al municipio y que se pueda desarrollar uno o varios proyectos que impacten directamente la calidad de vida de las personas. Indiscutiblemente, una de esas necesidades es la de atender a esas personas que acompañan a sus familiares en sus tratamientos médicos y que por temas de distancia y presupuesto, carecen de los medios para poder acompañarles. Un albergue significaría una solución a este dilema”, manifestó la diputada María José Corrales.

La primera gestión para la donación, la realizó la diputada ante el presidente de esta institución Alejandro Muñoz, el pasado 27 de marzo.

Previamente había existido un acuerdo entre Recope y el Ministerio de Seguridad Pública para la disposición del terreno. Por ello, la diputada María José Corrales lideró las gestiones para que de parte del Ministerio existiese una autorización formal que le permitiera a Recope donarlo para los fines propuestos en el proyecto de ley.

“En este sentido, quiero agradecer la voluntad del presidente de Recope, Alejandro Muñoz y de la viceministra de Seguridad Pública, Fiorella Salazar, por el entendimiento al que llegamos para que la propiedad pueda ser utilizada y aprovechada para el desarrollo de los proyectos sociales que beneficien a la región”, apuntó la diputada representante de los cantones de la zona norte del país.

Este proyecto solventaría el problema de muchas personas que no tienen donde pasar la noche mientras sus familiares están internados en el Hospital San Carlos.

Al menos, una tercera parte de las 250 personas hospitalizadas por día en este centro médico, llegan desde los distritos más lejanos de San Carlos o bien de otros cantones de la Zona Norte.