La aceleración de los vientos alisios más un aumento de humedad hizo que la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) activara la alerta preventiva en toda la Región Norte y Caribe.

Según el pronóstico del Instituto Meteorlógico Nacional, el patrón ventoso y lluvioso se extenderá por lo que resta de esta semana.

Para la madrugada de este jueves los expertos esperan un aumento sustancial en las precipitaciones.

Con esta alerta, están activos todos los Comités Municipales de Emergencias ante cualquier incidente que pueda presentarse.

La advertencia también hace un llamado a la población a estar atentos ante la posibilidad de desbordamientos de ríos o quebradas.

Para el fin de semana, la previsión de los expertos es de sol y ambiente seco con muy pocas probabilidades de lluvia.