La Oficina Regional del Ministerio de Salud recibe, en promedio, 15 denuncias por fin de semana por fiestas o reuniones familiares. Foto: SCD

Pese a la situación actual y el constante pedido a respetar las burbujas sociales, algunas personas omiten las recomendaciones.

Y no es solo que, a diario, ocurren en vías públicas con personas que no respetan las medidas sanitarias, sino que ahora utilizan las casas para reuniones sociales.

La Oficina Regional del Ministerio de Salud recibe, en promedio, 15 denuncias por fin de semana por fiestas o reuniones familiares.

«Fiestas en casa y fincas y no podemos hacer nada, es solo un llamado a la población de que, esas diferentes burbujas si se reúnen nos pueden aumentar los casos y lo que queremos es que nos mantengamos siempre en nuestras burbujas con nuestra familia primaria», dijo Claudia Rosales, Directora Regional del Ministerio de Salud.

Las personas utilizan espacios privados por lo que, las autoridades quedan limitadas a acciones legales.

Insisten en llamar al raciocinio en tiempos de Pandemia para evitar a toda costa el aumento en los casos en medio de la segunda ola.

Las familias, deben tomar en cuenta a sus integrantes con factores de riesgo como los adultos mayores y personas con patologías como asma, diabetes, hipertensión y otras.