Con la esperanza de mantener la alimentación y la asistencia médica para sus 400 animales, el Centro de Rescate La Marina reabrió sus puertas. Cortesía

Con la esperanza de mantener la alimentación y la asistencia médica para sus 400 animales, el Centro de Rescate La Marina reabrió sus puertas.

Luego de 4 meses de sobrevivir gracias a donaciones y al esfuerzo de sus colaboradores, el centro abre las puertas a todas las burbujas que quieran pasar un rato al aire libre y rodeadas de animales.

El valor de la entrada es de 3 mil colones adultos y 2 mil por niño, en horario de 8 de la mañana a 4 de la tarde, de lunes a domingo.

«Esto nos genera un alivio por que esperamos que con la visitación el centro pueda recobrar proyectos que teníamos como educación ambiental y que aplazamos por que no teníamos fondos. Nuestra prioridad es subsistir por que en estos 4 meses hubo semanas en las que teníamos alimentos al mínimo», explicó Juan José Rojas, vocero del centro.

El pago de entradas es la principal fuente de ingresos económicos para este centro, por lo que reabrir es un nuevo respiro para quienes se encargan del cuido y atención de los animales.

El centro mantiene activos todos los protocolos del Ministerio de Salud. Las personas que lleguen, deben limpiar sus zapatos al ingreso y lavarse las manos.

En los espacios cerrados, las personas deben portar su mascarilla y mantener el distanciamiento social en todos los espacios.

Los ingresos son cada cierto lapso, es decir no entran varios grupos al mismo tiempo para mantener las distancias.

Los senderos reciben desinfección una vez al día con productos especiales.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios