Más que una moda, se convierte en un estilo de vida. El consumo de cerveza artesanal aumenta y con ello, la producción.

San Carlos no escapa a la realidad de esta bebida y su producción toma auge en el cantón.

Actualmente Grupo 5 Amigos es la única fábrica oficial  pero hay al menos 3 nano cervecerías que ya están desarrollando sus recetas.

La cerveza artesanal consiste en obtener un producto de mayor calidad. Este tipo de cerveza no se filtra en comparación con las otras comerciales. Lo bueno de esta cerveza,  es que no tiene preservantes”, explicó Maicol Arias, dueño de la Fortuna Pub, lugar donde venden este tipo de bebida junto a su socio Andrés Lizano.

Arias además,  tiene 3 recetas propias:  porter con cacao, pilsener y una IPA, aunque aún no las desarrolla.

“Mientras terminamos algunos ajustes para poder producir, estamos casados con una microcervecería de Tilarán y de ellos vendemos en el PUB”, añadió Arias.

5 Amigos, tiene  la fábrica en Barrio Los Ángeles en Ciudad Quesada. Tiene una cerveza propia: Toroz,  pero además distribuyen 32 marcas más.

“La cerveza artesanal es un arte, por eso es una cultura. Gente que busca conocer y aprender de estas bebidas. Tenemos un mercado infiel por eso es la necesidad de estar dando variedad. La gente quiere cosas diferentes todo el tiempo”, explicó Carlos Lizano de 5 Amigos.

Según Lizano, la cerveza artesanal  es de mayor cuerpo, olor, frescura y sabor. No tiene aditivos ni preservantes menos colorantes. No requiere de industrialización y la mayoría del trabajo se hace a mano.

Según estudios internacionales,  la cerveza artesanal es una bebida natural, diurética, con bajo contenido en calorías y que contiene más de 30 minerales que se originan en la cebada malteada.

Al ser baja en calcio y rica en magnesio, previene todo tipo de enfermedades del corazón y evita la formación de cálculos en las vías urinarias. Además contiene ácido fólico, elemento clave en la prevención de la anemia.

Comentarios