El espacio recreativo se construyó en 2015 con aportes del IMAS, la Municipalidad de San Carlos y la Asociación. Foto SCD

Los vecinos de Dulce Nombre de Ciudad Quesada, podrán sentirse más seguros al visitar el salón multiuso de la comunidad.

Esto porque a partir del próximo lunes, la Asociación de Desarrollo iniciará los trabajos para cerrar con malla el acceso al espacio recreativo que se encuentra aún en construcción.

Denuncias de algunos vecinos por el ingreso de personas al sitio a consumir drogas o ingerir licor por las noches, llevó a la asociación a tomar medidas, sin embargo por temas económicos hasta ahora se procederá con el cercado.

Adriana Corella, miembro de la asociación indicó que acudirán la Municipalidad para que les colaboren con el préstamo de un backhoe y una vagoneta para iniciar con parte de los trabajos.

«Vamos a entregar una carta al alcalde para que nos ayuden con esa maquinaria, ya ellos nos ayudaron con material que es el que se va a utilizar para cerrar el espacio», explicó.

Corella también agregó que se mantienen en gestiones con DINADECO para conseguir nuevos fondos y poder finalizar la construcción del salón en su totalidad.

«Llevamos 2 años enviando el proyecto a DINADECO pero la respuesta que nos dan es que no alcanzamos la calificación necesaria, ahora volvimos a enviarlo una vez más a la espera de poder obtener la calificación y obtener los recursos», dijo.

La asociación espera concluir con la construcción de 1 gradería, baños, una soda y un muro en la parte trasera del sitio, sin embargo por ahora se permite el uso de las instalaciones a los vecinos de la comunidad.

La asociación espera finalizar la construcción con 1 gradería, soda y los baños. Foto SCD

«Actualmente el salón lo utilizamos para clases de zumba, hay una escuela de baloncesto y otra de fútbol, también se utiliza para patinar. Una vez que cerremos con la malla, vamos a tenerlo igualmente disponible para que todas las personas puedan seguir utilizándolo de forma sana», dijo Corella.

El espacio recreativo se construyó en 2015 con aportes del IMAS, la Municipalidad de San Carlos y la Asociación, con una inversión aproximada a los 125 millones de colones.

Comentarios