Codeforsa demarcó las zonas protegidas en la ruta.

La continua muerte de animales silvestres, activó alertas en Codeforsa.

La llamada Punta Norte, vía que comunica Ciudad Quesada con Florencia, prácticamente atraviesa por la mitad, 183 hectáreas de fincas que están bajo el programa de pago por servicios ambientales.

Por esta razón, el organismo se suma a la defensa de la vida silvestre, que constituye uno de los puntos elementales por los que el Estado paga protección.

«Esta carretera, prácticamente atraviesa a la mitad una zona protegida. Hay 100 hectáreas de un lado y 83 de otra. Además, creo yo que hay un problema con las barandas new jersey por que los animales no saben brincar eso», dijo Jhonny Méndez, Director Ejecutivo de Codeforsa.

Según Méndez, nadie les consultó sobre los efectos del diseño de la ruta y el trazado, pese a que 6 fincas aledañas reciben PSA.

«Estamos muy preocupados por que nos corresponde proteger bosques y los animales son parte de ellos. Aquí, aunque instalen reductores de velocidad, hay un problema y que mientras haya barandas en la vía los animales no pueden cruzar», agregó.

La ruta tiene dos pasos de fauna subterráneos y un aéreo pero la incidencia de muertes de animales ya preocupa hasta los vecinos, quienes conforman un movimiento cívico pro defensa de la vida animal.

Esta semana, el Concejo Municipal de San Carlos declaró de interés cantonal la protección de vida silvestre gracias a este movimiento.

En las próximas semanas, Codeforsa instalará vallas para demarcar los sitios de mayor riesgo en la vía.

Comentarios