El chocolate es un producto elaborado a base de cacao, y aunque no sea creíble el chocolate brinda muchos beneficios, siempre y cuando sea consumido de manera moderada y sin excesos, el más beneficioso es el chocolate negro o amargo, por tener un mayor aporte de cacao.

El chocolate es un alimento rico en grasas y carbohidratos principalmente, las grasas proceden de la manteca de cacao, que contiene gran cantidad de ácido esteárico (ácido graso saturado que, a diferencia de otros, tiene un efecto mucho menor en el nivel de colesterol en sangre), además aporta minerales (fósforo, calcio, hierro), así como vitamina A y del complejo B.

Dentro de sus beneficios fundamentales están los siguientes:
– El cacao con el que se elabora el chocolate es un alimento con un elevado contenido en antioxidantes (como los polifenoles y flavonoides), estos ayudan a nuestro organismo a reducir la acción negativa de los radicales libres, además de retrasar el envejecimiento prematuro de las células.
– De igual manera, gracias a su riqueza en flavonoides tiene propiedades para mejorar la salud del corazón, varios estudios han demostrado que ayuda a disminuir la hipertensión, arterioesclerosis, reducir el colesterol malo (LDL) y mantener buenos niveles del colesterol bueno (HDL).

A pesar de este montón de beneficios del chocolate se debe tomar en cuenta que es un alimento con gran cantidad de calorías (por su aporte de grasas y carbohidratos), por lo que se debe consumir con moderación: siempre prefiera el chocolate con mayor porcentaje de cacao (más de 70% y sabor amargo), el que menos leche o azúcar añadida tengan, y recordar que la porción recomendada es un cuadrito entre 10 y 20 gramos al día.

Comentarios