Conozca algunos tips para reducir el consumo de sal

Del 12 al 18 de marzo se celebra la Semana de Sensibilización Sobre el Consumo de Sal, la cual es una campaña mundial que tiene como objetivo alertar sobre la ingesta excesiva de sodio (sal) y brindar herramientas para disminuir su consumo. El sodio es un nutriente esencial y se requiere en cantidades pequeñas, sin embargo la dieta actual del tico según el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA) aporta siete veces más sodio de lo necesario, esto ha traído consigo grandes consecuencias, principalmente en la salud de la población.

Un consumo excesivo de sal contribuye a que el cuerpo retenga líquidos, esto representa trabajo extra para el corazón y los vasos sanguíneos, además se produce aumento en la presión arterial siendo así un factor de riesgo a padecer de enfermedades del corazón y ataques cerebrales. En Costa Rica, la hipertensión afecta a 31 de cada 100 habitantes, es decir casi un millón de personas, según la encuesta de Enfermedades Crónicas y Factores de Riesgo Cardiovascular de la Caja Costarricense del Seguro Social.

Según Las Guías Alimentarias para Costa Rica, la cantidad de sal recomendada es de 1 cucharadita rasa (5 gramos) distribuida durante todo los alimentos consumidos en el día. La mayoría de la sal en exceso que consumen las personas proviene de los alimentos procesados como: sopas de paquete, salsas chinas, condimentos en cubitos, embutidos, paquetes de snacks, semillas saladas y demás productos salados empacados y procesados.

Con los siguientes tips podemos comenzar a reducir el consumo de sal:

  • Se puede implementar el uso de condimentos naturales como tomillo, laurel, pimienta, limón, culantro, hierbabuena, entre otros, para resaltar el sabor de los alimentos que preparamos.
  • Evite el uso de saborizantes (glutamato monosódico), cubitos de caldo, consomé o sopas preparadas en la preparación de comidas.
  • Evite agregarle sal a la comida ya preparada, y quite los saleros de la mesa.
  • Evite consumir vegetales y frutas enlatadas, prefiera productos frescos.
  • Disminuya el consumo de sopas deshidratadas e instantáneas, así como snacks o bocadillos enlatados.
  • Es importante aprender a leer las etiquetas nutricionales de los productos que consumimos, es preferible escoger alimentos que contengan menos de 140 mg de sodio por porción.
Comentarios
Licenciada en Nutrición, graduada de la Universidad de San José. Código: 2555-18 Si desea contactarme puede llamar al 8681 2327