Conozca las propiedades nutricionales de la Quinoa

-Publicidad-

El consumo de quinoa se ha popularizado alrededor del mundo y muchos estudios científicos avalan los beneficios de este superalimento.

La quinoa o quinua es un grano producido principalmente en Sudamérica, y en comparación con otros granos integrales, es rico en proteínas y proporciona aminoácidos esenciales, así como un elevado contenido en fibra. También se caracteriza por ser rica en vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E, tiamina, riboflavina, así como un alto contenido de minerales, tales como fósforo, potasio, magnesio, hierro y calcio.

Todos estos nutrientes la han convertido en unos de los superalimentos más buscados; otra característica importante es que no posee gluten, convirtiéndola en una excelente opción para las personas celíacas, diabéticos, deportistas, vegetarianos y veganos, niños, embarazadas.

Existen diferentes tipos de quinoa, las cuales poseen propiedades nutricionales muy similares, sin embargo su composición de nutrientes varía un poco:

  • La quinoa blanca es la más conocida, esta posee más fibra, menos carbohidratos y es la más rica en proteínas.
  • La quinoa roja es rica en proteínas, tiene menos grasas y es la más alta en carbohidratos, además requiere de 3 a 4 minutos más de cocción que la blanca.
  • La quinoa negra es una especie nueva que nació como un híbrido entre la semilla de quinoa y la de espinaca, y necesita de 5 a 6 minutos más de cocción que la quinoa blanca.

Las posibilidades de la quinoa en la cocina son infinitas, puede utilizarse en el desayuno, en el almuerzo, cena o incluso en postre. Los granos de quinoa se pueden tostar y con ellos hacer harina, o cocida, la cual es la manera más sencilla de prepararla. Sólo tiene que seguir los siguientes pasos:

  1. Poner una taza de quinoa en un colador y lavar con abundante agua. Dejar escurrir.
  2. En un sartén colocar un chorrito de aceite de oliva, y poner a tostar la quinoa ya lavada, durante 2 minutos aproximadamente.
  3. Luego agregar 2 tazas de agua o caldo (de vegetales o pollo), añadir ¼ de cucharadita de sal, tapar y dejar cocinar a fuego bajo durante 15 minutos.
  4. Finalmente se separa del agua, se deja enfriar y está lista para preparar otros platillos.
Comentarios