Corazoncitos Azules: 34 niños sancarleños viven su sueño de ser policías

Los niños participan de actividades ambientales y sociales. Cortesía
-Publicidad-

¿Quién de niño soñó con llegar a ser policía?, es fue el sueño de muchos pero pocos lo cumplieron. En el camino quedaron las ilusiones que dieron paso a otras carreras y profesiones.

En 2019, 34 niños sancarleños viven ese sueño a flor de piel. Desde hace un año, la Fuerza Pública de San Carlos tiene su propio equipo de pequeños grandes uniformados. Tienen por nombre, Niños Amigos de la Policía de San Carlos, Corazoncitos Azules y como buenos oficiales, cumplen todo tipo de labor policial.

Thiago Olivar, tiene 7 años y es uno de los primeros miembros del grupo. La vocación de su abuelo Arturo Sibaja, teniente pensionado, caló tanto en la vida de este pequeño que, es parte de desfiles y trabajo de la Fuerza Pública y que dio pie a conformar la agrupación infantil.

«El grupo me gusta mucho porque soy policía, porque tiene su responsabilidad. Se hacen amigos, se comparten muchas cosas, se visitan diferentes lugares y nos ven con orden y respeto. Yo ahora soy el abogado de los Policías de niños. Otros niños son del GAO y así», contó Thiago.

Thiago Olivar Sibaja es de los primeros miembros del grupo. Foto: cortesía

Acciones

El objetivo de este grupo es promover el respeto a la autoridad y que, desde pequeños, los menores vean a los policías como amigos que pueden ayudarles en momentos de peligro.

Pero además. estos pequeños participan de jornadas ambientales con siembra de árboles o recolección de desechos. Asisten en maratónicas con fines sociales y recientemente presentan coreografías con la agrupación FB Urbano de la Fuerza Pública.

«Nos dimos cuenta que había muchos niños que querían portar el uniforme de la policía y fue creciendo. Empezamos a participar en diferentes actividades públicas, visitamos hogar de ancianos, actividades deportivas, convivios y presentaciones», dijo Luis Cambronero, coordinador de Corazoncitos Azules.

El apoyo de los padres es indispensable para que este grupo esté activo, pues son los que trasladan y acompañan a los pequeños en las distintas actividades.

Este, es un grupo único en el país que inculca valores y principios para mantenerlos alejados de drogas y otros peligros.

Utilizan su uniforme completo de policía, lo que les genera mayor emoción y empatía con la institución.

De momento, el cupo está completo y hasta el próximo año recibirán más niños menores a los 10 años.

«Tenemos apoyo 100% de las delegaciones de Fuerza Pública y compañeros nos han ayudado. Empezamos con el hijo mío que participó en el desfile del 15 de setiembre de hace un año y ya para este año trabajamos con una representación grande», añadió el oficial.

Estos pequeñitos, serán parte de los desfiles patrios este 15 de setiembre junto a la delegación de policías que, normalmente participa de esta actividad.

El fin de semana además, la Fuerza Pública celebró el Día del Niño a estos policías pequeños, quienes en medio de piñatas, dulces, pastel y regalos mostraron su vocación de servicio pese, a su corta edad.

Los pequeños celebraron el día del niño este fin de semana en la Delegación de Policía en Ciudad Quesada. Cortesía
Comentarios