Costa Rica y México lograron un acuerdo en torno a la importación de aguacates en el país para evitar que el caso se eleve a la OMC

El gobierno costarricense prohibió desde 2015 la importación de aguacates de la variedad “Hass” desde varios países, incluido México, al considerar que el ingreso de los mismos podría traer al país la enfermedad conocida como “mancha del sol” la cual supone un riesgo para producción nacional.

Según datos del Ministerio de Hacienda, el país pasó de importar casi 11.000 toneladas de aguacates originarios de México en 2014 a cero toneladas en el año 2016. La caída de en las importaciones ocasionó un sobreprecio en el producto que todavía se mantiene.

Actualmente, el país abastece la oferta con aguacates de producción nacional e importaciones principalmente de Perú y Chile. El lío comercial también ha incidido en el contrabando de la fruta, durante el 2018 la Policía de Control Fiscal y la Fuerza Pública incautaron en varias ocasiones contenedores cargados con aguacates que serían originarios de México.

Países llegaron a un acuerdo para evitar que caso se eleve a la OMC
En noviembre pasado, el Gobierno de Costa Rica informó que México había decidido solicitar a la Organización Mundial del Comercio (OMC) la conformación de un panel ante las restricciones a la importación de aguacate mexicano en nuestro país.
Para evitar lo anterior, México y Costa Rica suscribieron un acuerdo para la “verificación del estatus fitosanitario del aguacate a nivel nacional”, es decir para verificar la existencia o no de “la mancha del sol” en la producción local.

El proceso iniciará la última semana de febrero con la inspección de los cultivos locales por parte de las autoridades fitosanitarias nacionales junto con sus contrapartes mexicanas y organismos internacionales como el IICA y OIRSA.

Posterior al análisis de las muestras en laboratorios costarricenses, mexicanos y estadounidenses, se podrá determinar si efectivamente el país se encuentra libre de la enfermedad como afirman las autoridades nacionales.

¿Qué pasa si no hay mancha del sol?
En caso de que se confirme la teoría del gobierno costarricense, se mantendría la normativa técnica actual aplicable a la importación de aguacates, dentro de las que se encuentra provenir de una plantación dentro de un área certificada como libre de la mancha de sol y que el país que desee exportar a Costa Rica, genere un protocolo que cuente con el visto bueno de nuestro país y la OMC.

Si se mantienen las condiciones actuales, no se vislumbra que a corto plazo puedan regresar los aguacates mexicanos, debido a que la importación desde México, cumpliendo con los requisitos mencionados, es permitida desde hace un año.

En mayo de 2018, las autoridades costarricenses rechazaron en frontera el ingreso de un cargamento con aguacates originarios de México, debido a que sus contrapartes mexicanas desacreditaron la certificación que acompañaba la carga.

En caso de que los análisis determinen que la enfermedad ya se encuentra en el país, Costa Rica realizaría un análisis de la afectación y de los alcances de la enfermedad, pero México ya no tendría que certificar que la fruta exportada esté libre de mancha de sol.
El proceso de muestreo y análisis tardaría de dos a tres meses, según indicó el ministro de agricultura y ganadería.

Acuerdo se firmó desde diciembre
El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) indicó en un comunicado de prensa que el Ministro de Agricultura y Ganadería, junto con el director del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de México, firmaron un plan de compromiso entre los países desde el pasado 17 de diciembre.
Sin embargo, la noticia se dio a conocer a la prensa hasta el pasado 12 de febrero por parte del SFE.

Comentarios