La intervención policial permitió el decomiso de 21 celulares, 14 cargadores, 30 armas punzocortantes, 25 litros de fermento de chicha, 6 hallazgos de marihuana y 1 de crack.

Los trabajos de prevención y continuidad de operativos por parte de la Policía Penitenciaria dieron resultados positivos en el Centro de Atención Integral Nelson Mandela, en La Marina.

Los oficiales hicieron un operativo especial dentro del centro penitenciario que permitió un decomiso importante de celulares, cargadores y otros dispositivos.

«El cometido de la policiía es orden, seguridad y prevención. Dentro de este contexto hay una coordinación que se da con otras policías del país y además hay una labor importante de inteligencia de intercambio de información con los oficiales, hay indicadores importantes que tiene la poblacion penitenciara que nops hace llevar una idea clara de lo que queremos», explicó Nils Ching, Director de la Policía Penitenciaria.

La intervención policial permitió quitar a los reclusos 21 celulares, 14 cargadores, 30 armas punzocortantes, 25 litros de fermento de chicha, 6 hallazgos de marihuana y 1 de crack.

Situaciones como que los privados de libertad utilicen materiales del mismo centro penal para la construcción de armas punzocortantes fue parte de lo que incentivó a la policía de hacer el oprativo.

Pero además de utilizar materiales de la misma infraestructura, algunos privados de libertad se aprovechan de sus beneficios para acceder a otro tipo de materiales que les permita confeccionar este tipo de armas.

Ching asegúro que a lo largo de este año, como en otras ocasiones, continuarán lso esfuerzos para controlar este tipo de situaciones dentro del sistema penitenciario.

El CAI Nelson Mandela tiene capacidad para 378 privados de libertad y a la fecha hay reclusos casi 800, es decir, una sobrepoblación de 422 reos.

Comentarios