La banda desarticulada, tenía relación directa con el conocido cartel de Sinaloa, cuyo líder era el Chapo Guzmás, ya detenido y encarlado en Estados Unidos. Cortesía OIJ

La información, la confirmó el Director Nacional del OIJ, Walter Espinoza tras los 11 allanamientos de la mañana de este miércoles.

La banda desarticulada, tenía relación directa con el conocido cartel de Sinaloa, cuyo líder era el Chapo Guzmán, ya detenido y encarcelado en Estados Unidos.

El grupo criminal, sacaba cocaína del país hasta México según la versión policial.

«Este es un asunto que inició en junio de 2019, cuando la policía captó datos de que un grupo que estaba asentado en nuestro país, dirigido por un sujeto de apellido Patterson, fue abordado inicialmente por estupefacientes con apoyo de la DIS, hicimos incursiones que nos permitieron identificar al grupo», dijo Esponoza.

También la policía detuvo a un sujeto de apellido Gómez, identificado como la mano derecha del líder.

Para sacar la droga, los criminales usaban pistas clandestinas. Este miércoles, uno de los allanamientos incluyó una de estas en Caño Negro, Los Chiles.

Fueron 11 allanamientos simultáneos, 7 de ellos en San Carlos: Aguas Zarcas, Ciudad Quesada, Florencia, Platanar y Santa Rosa de Pocosol. Incluso, intervinieron una supuesta pista clandestina en Caño Negro.

¿Cómo operaban?

Patterson y Gómez eran los contactos directos con la estructura mexicana.

Un mexicano, era el enlace con el cartel y tenía una base de trabajo a cargo de tres personas de apellidos, Murillo, Rojas y Rodríguez y quienes se encargaban de buscar las pistas clandestinas, establecer precios, visitar lugares y definir si eran aptas para el tráfico y que la cocaína saliera sin problemas del país.

Había otro grupo que se encargaba del cuido y las acciones para que las pistas tuvieran condiciones adecuadas.

La pista en Caño Negro estaba a cargo de dos sujetos de apellidos Solano y Camacho, también detenidos este miércoles.

Este grupo además era asesorado por un teniente de la Fuerza Pública, de apellido Barboza y quien ocupaba el cargo de jefe distrital en Río Cuarto y un miembro de la reserva Fuerza Pública quienes aprovechaban sus conocimientos para apoyar las acciones delictivas.

Tras los allanamientos, las autoridades decomisaron 357 kilos de cocaína, armas AK-47 y otro tipo de armas pesadas, vehículos y dinero en efectivo.

La banda, está relacionada al decomiso de 358 kilos de cocaína en La Garita, el 27 de mayo anterior.

Además de la detención de un mexicano que transportaba otros 58 kilos el 26 de mayo anterior, según el reporte judicial.

En la acción policial, también participaron el Servicio de Vigilancia Aérea, Unidad Especial de Intervención de la DIS y la Brigada Operacional de apoyo del OIJ. Además, la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos.

guest
3 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Zulay Barboza Acosta
Zulay Barboza Acosta
19 días atrás

Excente trabajo, ojalá también se interesen en las denuncias de los vendedores de drogas de las comunidades, que cada día intoxican más y más a nuestros jóvenes, niños y adolescentes. A los que cambian cosas robadas por droga.

Alice Ma. Alvarado Barrantes
Alice Ma. Alvarado Barrantes
19 días atrás

Ya era hora que intervinieran…les faltan unos peces gordos » intocables» aún y aquí en San Carlos…

Nuria Ivette Rodríguez Rojas
Nuria Ivette Rodríguez Rojas
Responder  Alice Ma. Alvarado Barrantes
18 días atrás

Estoy de acuerdo que aquí en Ciudad Quesada hay mucho vendedor pequeño, destruyendo nuestra juventud. Yo vivo en Cedral y aquí da mucha tristeza ver tanto joven, que en vez de estar en las aulas, se dedican a consumir drogas y a robar en las casas. Hasta aquí llegan a distribuir la droga. Pienso que para las autoridades, si verdaderamente les interesara combatir esto, les sería fácil saber dónde están los sitios de venta. Y detener a estos distribuidores.