Elmer Picado aún está grabado en la retina de quienes tuvieron el lujo de verle jugar en el San Carlos de sus amores. Cortesía

Transcurría la década de los 80 y en aquél entonces, los Diablos Rojos tenían en resguardo de su marco a una solemne pared.

Elmer Picado aún está grabado en la retina de quienes tuvieron el lujo de verle jugar en el San Carlos de sus amores.

En el Día Internacional del Portero, rescatamos a uno por el que los años no pasan y quien mantiene intacta su pasión por los 3 tubos.

A sus 60 años, combina su trabajo en la lavandería del Hospital San Carlos con las eternas mejengas de veteranos.

«Desde que me retiré he jugado, jugué en segunda división con Naranjo, La Fortuna, Sarchí y ahora paso mejengueando con los veteranos de San Carlos y Liga Deportiva Alajuelense», contó a SCD.

Picado se retiró oficialmente en 1994, luego de 16 años con la Asociación Deportiva San Carlos y un paso fugaz por Limón durante un año.

Picado jugó de 1975 hasta 1994 con la Asociación Deportiva San Carlos. Cortesía

Antes de su retiro, ya tenía un trabajo. Mismo que conserva hasta ahora.

«Estando en primera división yo conseguí el trabajo en el Hospital San Carlos y tengo ya 30 años de trabajar ahí y es una bendición dejar el fútbol y me quedó un trabajito«, dijo.

A 26 años de su retiro oficial está consciente de que la vida debe verse de otra forma. Más ahora, cuando el COVID-19 cambió por completo hasta su trabajo en el centro médico.

«La vida ha pasado muy rápido, el tiempo pasa y lo lindo es que uno deja muchos amigos, muchas cosas y la familia y por supuesto mi hijo (Carlos Picado) que también jugó en primera división por 10 temporadas y he disfrutado mucho la vida, desde que me retiré a ahora la he disfrutado mucho», añadió.

Su carrera inició en 1975 en el Carlos Ugalde. 16 años después se retiró, más no colgó los tacos ni los guantes.

Se le ve en las calles de Ciudad Quesada y los estadios aún.

Sigue siendo la misma pared.

Actualmente, juega con los veteranos de la Liga Deportiva Alajuelense y los veteranos de la Asociación Deportiva San Carlos
Comentarios