La diputada sancarleña presentó el proyecto de ley este martes con el aval del Colegio de Geológos. Cortesía
-Publicidad-

Un nuevo proyecto de ley, es la herramienta que utilizará la diputada sancarleña María Inés Solís, para traerse abajo la prohibición de la minería a cielo abierto en el país y avalar la práctica, eso sí mediante vías técnicas.

Con el expediente N°21,782 denominado: “Ley para el aprovechamiento rural de los minerales metálicos en Costa Rica”, la legisladora pretende clasificar la actividad minera metálica según el tamaño del procesamiento del material que se extraiga en cada yacimiento. 

 “Los costarricenses, pero en especial quienes vivimos en San Carlos, somos testigos de la devastación ambiental que existe en la zona Crucitas, luego de que el Estado renunciara hace 10 años a legislar sobre el tema de la minería metálica a cielo abierto. Prohibir esta actividad, lejos de proteger nuestro yacimiento aurífero, la flora y fauna de la zona, provocó su explotación ilegal que, desde entonces, realizan miles de extranjeros ilegales que ingresan desde otros países de Centroamérica al nuestro para extraer el oro tico, sin que el Estado o el Municipio reciban un solo recurso por concepto de impuestos o cánones, pues esa actividad la prohibió la ley. Como Legisladora representante de la Zona Norte, me veo obligada a actuar”, expresó.

La propuesta contiene a su vez un capítulo dirigido a normar la distribución de tales fondos en favor de las comunidades, con la finalidad de que ellas participen directamente en la planificación de su propio desarrollo, mediante esquemas que promuevan su participación en la toma de decisiones.

Con esta iniciativa se obliga también al Estado Costarricense a respetar los convenios internacionales que voluntariamente suscribió para eliminar en el país la contaminación a causa del uso del mercurio, tóxico metal cuyo uso fue prohibido por el Convenio de Minamata del cual Costa Rica es parte, y sin embargo, según la legisladora: “…es esparcido irresponsablemente en nuestros ríos, flora y fauna, por quienes se dedican a la extracción ilegal del oro en la zona de Crucitas en Cutris de San Carlos”.

La propuesta, es avalada por el Colegio de Geológos que aplaudió la iniciativa.

 “Nuevamente y como lo ha venido haciendo durante la última década, a través de diversas iniciativas,  el CGCR como ente profesional con la mayor cantidad de expertos en materia de minería, con gusto, pero sobre todo con responsabilidad, se ha mostrado siempre anuente a aportar su conocimiento para fomentar un aprovechamiento moderno y real de nuestro subsuelo para el beneficio  de todos los costarricenses, principalmente aquellos que viven en las zonas rurales que tanto necesitan un desarrollo responsable apegado a la técnica y la ciencia de última generación.  Por ello, nos complace ser tomados en cuenta para el desarrollo de un proyecto serio de gran importancia no solo para nuestro gremio, sino también para toda Costa Rica”, afirmó la Presidenta Salazar Alvarado.

La iniciativa, que se suma a otras cinco que existen ya en la corriente legislativa, tiene la particularidad de ser la única que cuenta con el respaldo oficial de ese gremio profesional, creado por ley para asesorar al Estado en temas específicos de minería.

Comentarios