El Cristo que tiene a Ciudad Quesada a sus pies

El Cristo llegó hace 20 años a Colón. Foto: SCD

Solo llegar es una linda aventura. A un kilómetro de Ciudad Quesada, a los pies del Volcán Platanar en la hermosa comunidad de Colón está el Cristo crucificado que cuida la ciudad.

De su historia se sabe poco. Incluso en la misma Iglesia Católica hay poca información sobre cómo llegó hasta la finca privada de la familia de doña Lupita Blanco.

«Lo que yo recuerdo es que el hermano del Padre Francisco Calvo la trajo, era algo como una promesa que quería pagar y él es el que le da mantenimiento y la cuida», contó doña Lupita.

El Cristo llegó allá cerca del año 2000. El Padre Gerardo Alpizar, cura párroco de San Roque confirmó que era la imagen que estaba en su parroquia pero que, tras la ampliación y algunas mejoras no cabía y debió sustituirse.

Por algunas semanas, estuvo fuera de la Iglesia y luego Calvo lo trasladó hasta donde hoy se luce.

La vista desde lo alto es hermosa. Foto: SCD

Paseo hermoso

Visitar esta imagen se convierte en un paseo hermoso. Desde sus pies, la vista es impresionante. Todo Ciudad Quesada y las llanuras del Norte son parte de lo que se ve desde la altura.

Cada fin se semana, decenas de personas emprenden la caminata que inicia en Barrio San Martín, cruza Colón y llega hasta la finca privada, que se mantiene abierta para quienes quieran subir.

Hasta barrio La Isla el camino está en asfalto, luego hay que sortear las piedras y el polvo pero en nada cambia la aventura.

Llevar agua para hidratarse, protegerse con bloqueador solar, una gorra y tennis, son aspectos básicos que debe tomar en cuenta si decide emprender la caminata durante estos días libres.

Comentarios