El milagro de Navidad de Rodrigo y su familia

Con solo 7 años Rodrigo Vargas Hidalgo fue diagnosticado con cáncer gástrico.

Tiene solo 7 años. Es super especial, inteligente y un niño muy querido. Es Rodrigo Vargas Hidalgo.

El miércoles anterior, su mamá Sugey Hidalgo, su papá Erick Vargas y toda su familia; recibieron la peor de las noticias: su hijo fue diagnosticado con cáncer gástrico.

Fue un dolor para todos. Su mamá, su papá, sus abuelitos y hasta para su hermanita pequeña.

Con 7 años el pequeño debía afrontar una dura prueba.

Del Hospital San Carlos fue referido a gastroscopía pediátrica del Hospital de Niños.

Ahí, médicos y demás equipo humano se esmeraron en realizar los exámenes necesarios. Rodrigo no manifestaba dolencias ni síntomas pero fue internado para hacerle pruebas y la cirugía para remover todo su estómago siempre fue una alta probabilidad.

De ahí, lo llevaron al Max Peralta en Cartago, donde se ubica en centro especializado de atención de este tipo de males.

El domingo anterior fue internado para todas las pruebas.

“No era ni una parte, nos dijeron que había que quitarle todo el estómago por que no sabían qué tanto estaba afectado. Hasta iba a empezar a capacitarnos para el tema de la alimentación y nuevos estilos de vida”, explicó su familia.

Tres días después, miércoles 21 de diciembre, Rodrigo fue dado de alta con solo dos jarabes y sin ninguna cirugía.
Fe

Su madre cuenta que el día que llegó al Hospital de Niños por los examenes, alguien le entregó una medalla de la Virgen Milagrosa.

“Yo llegué y le dije a mi mamá: mirá lo que me dan, esto deberían ir a repartirlo a los salones donde está la gente enferma, lo dije sin pensar lo que luego sabría y todo lo que había que pasar. La guardé en mi bolso”, dijo Sugey.

Al día siguiente recibió una de las peores noticias. La que ninguna madre quiere escuchar: Rodrigo tenía cáncer de estómago.

Una vez en Cartago, mientras le terminaban de realizar exámenes, su mamá doblaba rodillas ante la Vírgen de los Ángeles, en la Basílica.

Este martes, y tras más exámenes “Rodri”, solo presentó una úlcera en su estómago producto de una infección.

“De un proceso de duelo por cáncer gástrico, muchos exámenes y ahora horas después estoy cenando con él camino a casa”, dijeron sus papás.

El pequeño fue dado de alta tres días después de haberse internado para pruebas médicas y con la posibilidad regresar sin estómago. Vuelve a San Carlos sano y salvo.

“Estamos felices, aumentamos la fe y lo que queremos es que este testimonio pueda ayudar a muchas personas. Yo deseaba a alguien que me dijera: pasé lo mismo, pero lo de Rodri era un caso poco común, de hecho es el primer niño atendido en ese centro para adultos en Cartago”, añadió su mamá.

Familia Vargas Hidalgo

Toda su familia considera que solo un milagro pudo cambiar un diagnóstico médico.

Aseguran que hubo muchos ángeles que a lo largo del proceso, se les manifestaron pero el 21 de diciembre de 2016 confirmaron que esos ángeles les tenían preparada la mejor Navidad de sus vidas.

Comentarios
Compartir
San Carlos Digital es un medio digital con las noticias más actuales del cantón. Fundado en Mayo de 2016