El sancarleño que resguarda las redes del Monstruo

Este sancarleño fue pieza clave para el triunfo histórico del Saprissa ante el Tigres de México. Foto: Juan Lopez Pereira

Creció en la Urbanización La Margarita, en Cedral de Ciudad Quesada y desde su primer momento frente a un balón supo que un par de guantes le acompañarían en su carrera como futbolista profesional.

Hablamos de Aarón Cruz Esquivel, el sancarleño de 27 años que se encarga de resguardar al marco del Deportivo Saprissa.

En una escuela de fútbol en el Barrio el Carmen de Ciudad Quesada inició su travesía, años más tarde hizo todos los procesos de liga menor en la Asociación Deportiva San Carlos hasta debutar en la máxima Categoría.

“Debuté contra Barrio México y ganamos 2 a 1. Me acuerdo que ese día se quemó el Hospital Borromeo (Cooperativo)”, dijo a este medio.

A sus 21 años hizo una pausa en su carrera como futbolista para continuar sus estudios universitarios, mismos que concluyó en 3 años y regresó a los Toros del Norte durante 6 meses.

Tuvo un paso fugaz por el Municipal Pérez Zeledón y jugando para la Universidad de Costa Rica hizo un torneo exitoso. Fue ahí cuando el Saprissa puso sus ojos en él.

“Llegar a Saprissa fue cumplir un sueño, llegar a un equipo grande, desde pequeño uno lleva ese anhelo y máxime cuando se es morado de toda la vida”.

El arranque del Torneo Clausura 2019 estuvo turbulento, 2 errores le costaron 3 puntos al cuadro morado, pero nunca bajó los brazos, valientemente reconoció su error, continuó su trabajo y hoy es figura invaluable en el club tibaseño.

“Yo siempre he dicho que los porteros somo como una raza diferente, estamos expuestos a muchas cosas, pienso que soy lo suficientemente fuerte y maduro para aceptar cuando me equivoco, obviamente se sufre, pero lo importante es creer en uno mismo y trabajar más duro. Eso tarde o temprano traerá frutos”, expresó.

Hoy las circunstancias son distintas, se muestra con confianza en bajo los 3 tubos y se convirtió en héroe en el clásico nacional, ante Grecia y en el recién partido ante el Tigres de México. Sus achiques resultaron esenciales para mantener el marco en cero.

“Tengo un gran compromiso porque sé lo que pesa el marco del Saprissa, me he propuesta a disfrutar e ir en el día a día y partido a partido”, dijo.

Este sancarleño fue pieza clave para el triunfo histórico no solo del Saprissa, también para los clubes del país, al ganarle a un club mexicano el primer partido en el torneo de Concacaf.

Las intensas jornadas del campeonato le impiden visitar más a menudo a sus papás, hermanos y amigos. Y aunque dice que es muy casero y sale muy poco , extraña visitar los lugares turísticos del cantón que lo vio nacer.

Comentarios