Monseñor José Manuel Garita dedicó su mensaje semanal a la fiesta de la Navidad. Cortesía
-Publicidad-

En su mensaje semanal, el Obispo de Ciudad Quesada Monseñor José Manuel Garita, refirió sus palabras a la celebración de la Navidad.

El llamado pastoral es a reconocer el nacimiento de Jesús como el acto principal de estas festividades.

«Esta es la verdad de la Navidad: Jesucristo mismo que nace. Esta es la verdad de la Navidad: la salvación de la humanidad. Esta es la verdad de la Navidad: el amor infinito y misericordioso de Dios para con sus hijos», cita.

Para Garita esta es la época en la que debe quedar atrás el odio, la separación el egoísmo y la materialización de esta fiesta cristiana.

«Aun cuando el mensaje propio de la Navidad es de amor, de paz y de luz, lamentablemente contrasta con algunos de los signos que percibimos en la realidad de nuestro país: violencia epidémica, irrespeto a la vida humana, relativización de la institución familiar y del matrimonio, pobreza y pobreza extrema fruto de una creciente desigualdad, pérdida de valores humanos y cristianos que han caracterizado nuestra idiosincrasia. Sin embargo, la esperanza ha nacido en la verdad que es Jesucristo», añade.

El mensaje y el llamado del Obispo, también incluye: «Pidamos al Niño nacido en Belén que nos conceda los dones de la paz, la fraternidad, el respeto, la tolerancia y la unidad, en medio de un ambiente violento, agresivo y de muerte en el que lamentablemente vivimos. Una vez más: Navidad debe ser amor, paz, unidad, fraternidad y solidaridad».

Comentarios