La Dirección del Hospital San Carlos, desmintió la tarde de este lunes que haya casos de H1N1 en la zona y dentró del centro hospitalario.

La llegada de la época lluviosa más las múltiples celebraciones, pasadas por agua, del campeonato del equipo local, hicieron que muchas personas registren enfermedades respiratorias, pero aparte de que esto es algo propio y común de la llegada de las lluvias, no significa que haya alertas activadas por brotes o algo similar.

La Dirección del Hospital San Carlos, desmintió la tarde de este lunes que haya casos de H1N1 en la zona y dentró del centro hospitalario.

Edgar Carrillo, Director del centro médico, indicó que tras los rumores que circularon este fin de semana en Redes Sociales, aclaran a la población que a la fecha no hay un solo caso confirmado, sin embargo, se mantienen con protocolos preventivos.

«Hay que explicarle a las personas que los virus no están en el hospital, están en el ambiente y si la gente se queda en la casa termina llegando al hospital con la enfermedad muy avanzada. Estamos en un cambio de estación y es normal que puedan aumentar los casos, pero por un estornudo o tos no vamos a enmarcarlos como un H1N1 porque hay un montón de tipos de virus», explicó.

Por su parte, Kattia Barquero, Coordinadora de la Unidad Centinela Médico General, mencionó que mantienen una vigilancia permanente y además, el hospital tiene la posibilidad de hacer prueba preliminar para detectar casos que eventualmente confirmarían con el INCIENSA y así determinar el tipo de influenza.

«Durante todo este año solo hemos atendido 7 casos de influenza H1N1, los cuales todos están estables en sus hogares. Nosotros descartamos categoricamente que este fin de semana hayamos tenido casos de H1N1 sospechosos y tampoco confirmados», explicó Barquero.

De enero a mayo de 2018, en el centro médico, atendieron 4244 casos de enfermedades repiratorias, mientras que en el mismo periodo de 2019, 3971, es decir, 273 casos menos.

Los especialistas añadieron que los festejos de la semana anterior por la final de fútbol, en medio de las lluvias, pudo aumentar la cantidad de personas con problemas respiratorios, pero aún así no hay motivos para alarmarse.

«Lo que estamos viviendo no es influenza, es un cambio de clima que aumenta todos los problemas de tipo alergias, resfríos, asmas y muchos problemas respiratorios que por dicha no todos son graves», indicó Mario Fletes, Jefe de Servicio Medicina Interna.

Las autoridades del centro médico hacen el llamado al constante lavado de manos antes de consumir alimentos y después de tener contacto con superficies sucias.

Si hay que prestar atención a los cuadros de tos, fiebre, coloración azulada alrededor de los labios, sobretodo en pacientes con patologías de riesgo.

La llamada transición de la época seca a la lluviosa, siempre trae un incremento en la cantidad de males respiratorios por lo que, cuidarse es deber de cada ciudadano.

Comentarios