Flores para los Toros del Norte

La ADSC le gana a Heredia en su casa. Cortesía.
-Publicidad-

Los Toros jugaban más que tres puntos, un gane los devolvía a zona de clasificación y a sabiendas de eso, el técnico Luis Marín hizo algunas variaciones en su alienación, empezando por la portería, esta vez en manos de Patrick Pemberton.

Los primeros minutos mostraron un San Carlos que no terminaba de acomodarse ante un Herediano que aprovechaba espacios y fallas locales.

Pasaron los primeros 10 minutos y los Toros encontraron mejor salida y tomaron control del área rival al punto que llegaron en reiteradas ocasiones al marco de Esteban Alvarado con remates directos y desde fuera del área.

A los 17 minutos, San Carlos dominaba el encuentro al punto que Pemberton, prácticamente no había tocado balón.

Las acciones empezaron a emparejarse y los visitantes amenazaban al llegar al área sancarleña. Al cierre de los primeros 45 minutos, era un partido de ida y vuelta. Una parada espectacular de Esteban Alvarado a los 32 minutos evitó el gol norteño.

San Carlos fue mucho más que los Heredianos esa primera parte pero no concretó las acciones en goles.

Inició el segundo tiempo y bastaron 46 segundos para que el de siempre, el goleador, Alvaro Saborío sorprendiera al arquero Esteban Alvarado y le dio el 1-0 a los Toros del Norte.

El Carlos Ugalde casi lleno, tomó su papel con los aficionados presionando a un rival que no encontraba su mejor juego e incluso a los 56 minutos, un gol anulado le daba un respiro.

Cerca de los 65 minutos, Heredia daba aires de encontrarse en el partido con un par de acciones a gol, bien manejadas por la defensa sancarleña. Así el encuentro tomaba buen ritmo, con un Herediano que apresuraba el paso.

Los Toros del Norte eran amos y señores del juego. Al minuto 70, el técnico Marín quería más control de la lateral y hace su primer cambio con el ingreso de Esteban Ramírez por Rachid Chirino.

Sin embargo, a falta de 15 minutos del final, los rivales tomaron control y empezaron a llegar más al marco norteño.

A ese tiempo, Marín hace su segundo cambio con la salida de Carlos Acosta y el ingreso de Christian Martínez y de una vez el tercero: sale Osvaldo Rodríguez e ingresó Roberto Córdoba.

Con esto, ponía sello a la defensa ante un equipo florense que encontró llegada al área rival y amenazó constantemente con el empate.

A ese tiempo, el «oe oe oe Toros», sonaba en el Carlos Ugalde pero con un equipo que bajó su juego y la llegada. Los Toros fueron de más a menos en este segundo tiempo. Los cambios no hicieron el efecto esperado por el técnico sancarleño.

Aún así, de nuevo los sancarleños hincaron a los florenses en su casa en un muy buen partido,marcado a ratos por un arbitraje que dejó mucho que desear. Los Toros vuelven a zona de clasificación con 20 puntos.

Comentarios