Cerca de 200 o más jóvenes se concentraron, esta vez, en una casa de habitación en Urbanización Arco Iris, en Ciudad Quesada.

A eso de la media noche de este viernes 15 de julio, cerca de 10 vehículos oficiales llegaron al lugar, luego de denuncias de vecinos molestos por el ruido.

Fuerza Pública, Municipalidad, Policía Fiscal y el Grupo de Apoyo Operacional de la policía frenaron la actividad.

“ La fiesta era en una casa, había unos 200 jóvenes. Por ser una vivienda, no pudimos entrar pero al notar la presencia policial, pararon la música y todos se fueron”, explicó una fuente a San Carlos Digital.

Dentro de la fiesta, estaban los adultos a cargo de la vivienda.

“ No puedo decirle que sea un intercolegial, mis oficiales llegaron junto a las otras autoridades y todo paró, pero si le puedo decir que la gran mayoría de asistentes, eran jóvenes”, agregó Francisco Morales, Director de la Fuerza Pública.

Por su parte, el encargado de Inspecciones de la Municipalidad, Leonidas Vásquez informó que fueron alertados y de inmediato procedieron.

“ Habían jóvenes de 15,16 y 17 años ahí. No sabemos qué tipo de actividad era porque simplemente no tenía permisos. Es muy difícil controlar, si hay adultos detrás de la organización de estas actividades, que a todas luces no son buenas para nuestro jóvenes”, añadió.

Agregó que había mucho desorden en vía pública y muchos de los jóvenes se alteraron con la presencia de los oficiales.

Esto, ocurre solo horas después de que  Rocío Solís, Presidenta de la Comisión Costarricense de Cooperación con la Unesco, pidió aplicar el peso de la ley a padres y madres que consientan que sus hijos participen en fiestas donde haya licor y drogas.

Solís  recordó a los padres o responsables que sobre ellos puede caer todo el peso de la ley.El artículo 382 del Código Penal se refiere a la protección a los menores, “se impondrá de diez a sesenta días multa a las siguientes personas: … 2) Quien tuviere bajo su cuidado a un menor y lo expusiere a cualquier peligro predecible o evitable”.

Fuentes policiales, agregaron que este viernes solo emitieron un informe por  falta de respeto a la autoridad, por parte de uno de los jóvenes participantes.

Por su parte, Vásquez agregó que la Municipalidad y la Fuerza Pública están dispuestos a erradicar estas actividades en el cantón.

Hace 15 días, más de 300 jóvenes participaron de una de las llamadas megafiestas en Barrio San Gerardo. San Carlos Digital denunció la actividad, que fue frenada por la policía.

 

Comentarios