Frutas con cáscara, agua y frijoles: aliados contra el estreñimiento

-Publicidad-

Cada vez es más común el padecimiento de problemas digestivos en la población costarricense, y aunque no es de alto riesgo en la salud, el estreñimiento es uno de los que más afectan. El estreñimiento es el movimiento lento de las heces a lo largo del intestino grueso, y se caracteriza porque pueden transcurrir más de tres días sin la expulsión de heces o cuando una persona defeca con menor frecuencia de lo habitual.

Entre las causas más comunes de este padecimiento se encuentran: una alimentación baja en fibra (que se encuentra en frutas, vegetales y granos), bajo consumo de líquidos (principalmente agua), hábitos de defecación irregulares, la falta de ejercicio, situaciones especiales como estrés o embarazo, uso regular de laxantes.

Algunas recomendaciones nutricionales para tratar y evitar el estreñimiento son:

Espacio político pagado
  1. Establecer un horario fijo de comidas que incluya desayuno, almuerzo, cena y meriendas (esto hará que el sistema digestivo trabaje adecuadamente).
  2. Incrementar el consumo de frutas con cáscaras, vegetales frescos.
  3. Aumentar la ingesta de leguminosas (frijoles, garbanzos, lentejas), al igual la preferencia de cereales integrales.
  4. Tomar suficiente líquidos (es preferible optar por agua pura y evitar refrescos azucarados, café, gaseosas o alcohol).
  5. Incluir en la alimentación diaria productos lácteos, preferiblemente el yogurt, ya que estos alimentos ayudan a la salud y buen funcionamiento del intestino.
  6. Realizar ejercicio, mínimo 30 minutos diarios, es importante ejercitarse porque estimula los movimientos del intestino y ayuda a la expulsión de las heces.
  7. Es importante no ignorar la sensación de ir al baño cada vez que sentimos el estímulo, por lo que debe crearse el hábito de ir al baño y entrenar el intestino con horarios de defecación.
  8. El uso de laxantes no es necesario, estos deben ser recomendados y controlados por un médico especialista, como un tratamiento alterno.

Recuerde que estas son recomendaciones generales, para un mejor tratamiento lo ideal es consultar con su médico y profesional en nutrición, para que estudie su caso y realice recomendaciones según sus necesidades y estilo de vida.

Comentarios