El centro atiende a 68 adultos mayores y requiere ayuda para salir adelante. Archivo

La llegada de la pandemia por el Covid-19 trajo afectación en las poblaciones más vulnerables, entre ellas la de adultos mayores y a los centros que atienden a estas personas.

Tal es el caso del Hogar para Ancianos San Vicente de Paúl, en Ciudad Quesada, que ante esta situación de emergencia, no pueden realizar las ya acostumbradas subastas y chicharronadas que servían para recaudar parte del 40% del presupuesto anual.

Es decir, por año el presupuesto de la institución es de 462 millones aproximadamente. De ellos, 277 llegan del Gobierno y 185 deben salir de bolsa propia para atender a 68 adultos mayores que viven en el centro.

«Nosotros tenemos una proyección de que por año sacamos 100 a 140 millones de colones con las actividades que hacemos, en este 2020 solo hemos podido hacer una que fue el Verano Toreado y que nos dejó alrededor de 2 millones de colones, de ahí en adelante no hemos podido recaudar absolutamente nada», explicó Norman Alfaro, Administrador de la institución.

Esos ingresos servían para fortalecer la atención a cada adulto mayor que significa una inversión de poco más de 600 mil colones mensuales por cada uno de ellos, más el pago de planilla de los colaboradores.

El mayor temor, es que el centro opera con las ayudas estatales, mismas que alcanzarían hasta setiembre próximo y posterior a esa fecha, el Hogar quedaría con las manos atadas, sin ningún recurso.

La administración del centro pide la colaboración de los empresarios de la zona, pues requieren seguir brindándole calidad de vida y protección a los 75 adultos mayores que viven en el centro.

«Para el resto del año no tendríamos como subsistir, por eso estamos solicitando toda la ayuda que nos puedan dar, porque nosotros firmamos convenios con las instituciones estatales y ellos nos depositan lo que el convenio diga. Entonces por ejemplo, si la planilla del hogar cuesta 10 millones, entonces aportan 6 millones el estado y 4 millones la institución y así los hacíamos antes para terminar el año pero como ahora no tenemos esos otros recursos hemos tenido que ir agarrando de los recursos estatales y por eso se van a acabar más rápido», agregó Alfaro.

Otra de las necesidades es el poder contar con equipo de protección como mascarillas N95, caretas, alcohol en gel y líquido.

Actualmente el centro mantiene suspendidas las visitas y un protocolo sanitario estricto para el reguardo de la salud de los adultos mayores.

Una vez más, está en manos de todos los sancarleños la oportunidad de mantener la calidad de vida de estos adultos mayores y más aún en una época tan difícil y que amenaza con más fuerza la vida de ellos.

Donaciones económicas:

Sinpe Móvil a nombre del Hogar de Ancianos San Vicente de Paúl 8632-7007
Banco de Costa Rica CR45015201215000723895
Banco Nacional de Costa Rica CR76015101210010093663
COOCIQUE RL CR80081100110000027799

Asociación Hogar de Ancianos San Vicente de Paúl de San Carlos
Cédula Jurídica 3-002-045998

Puede comunicarse al teléfono 2460-0204 o al correo electrónico hogarancianossancarlos@gmail.com para coordinar la entrega del recibo de su respectiva donación.