¡La unión hace la fuerza! Vecinos de Marsella en Venecia se cuidan del hampa, entre sí

Los vecinos de Marsella en Venecia se cansaron del consumo de drogas y la tacha de vehículos en la comunidad y decicieron poner manos a la obra para protegerse.

Desde hace 2 años formaron un comité de seguridad comunitaria y con apoyo de Fuerza Pública iniciaron la labor de cuidarse entre todos.

El primer paso, fue instalar una «casetilla» de vigilancia donde por turnos, los vecinos vigilan el paso de peatones y vehículos hacia la comunidad.

«El problema con el consumo de drogas es complicado, en el sector del famoso mirador aqui en Marsella a veces los fines de semana habían hasta 100 personas. Lo que hicimos fue irnos en grupos todos los días a vigilar esa zona y así cuidar la comunidad», contó Armando Vargas, miembro del comité de seguridad.

La tacha de vehículos a pleno día mientras los vecinos asistían a misa hizo que se redoblaran esfuerzos para protegerse.

Fue así que mediante actividades como corridas de toros y donaciones de los propios vecinos consiguieron comprar una primer cámara de seguridad que se instaló en la vía principal.

«De ahora en adelante el pueblo estará monitoreado, adquirimos una cámara moderna con todo el equipo que nos costó casi 1 millón de colones y ahora nos permite vigilar el paso de los vehículos, esto porque Marsella solo tiene una entrada y salida y eso nos ayuda», añadió Vargas.

La disposición de los vecinos a cuidarse entre sí los hace pensar ya en el trabajo para adquirir una segunda cámara.

La comunidad cuenta con un chat en la plataforma de WhatsApp que les permite mantenerse alertas ante cualquier actividad sospechosa en las calles.

Comentarios