Para identificar una barrita de calidad debemos revisar los ingredientes, ojalá sea sin azúcar y dependiendo de la persona podría aceptarse 5 g o menos de azúcar. Imagen con fines ilustrativos

En los últimos años se ha puesto de moda el consumo de barritas, esto con el fin de cumplir con las famosas meriendas. Sin embargo hay que tener cuidado, no todas las barritas serían buenas opciones de meriendas.

También se popularizó la idea de revisar en la etiqueta nutricional y fijarse en las calorías, donde las aceptables eran las que tenían menos de 100 kcal, sin embargo un alimento no debe regirse únicamente por las calorías.  Se debe revisar la calidad de los ingredientes que me están aportando esas calorías.

Muchas barritas son altas en grasa y azúcar, lo cual no es nutritivo y además dan poca saciedad, es decir no nos hace sentirnos llenos, por lo que no sería tan buena opción, por que podría ser que al final en vez de 1 barrita se come 2, entonces no se come 100 kcal, terminaría consumiendo 200 kcal.

Para identificar una barrita de calidad debemos revisar los ingredientes, ojalá sea sin azúcar y dependiendo de la persona podría aceptarse 5 g o menos de azúcar. Además buscar una opción alta en fibra, la cuál va a ser responsable de esa sensación de llenura.

En el caso de la proteína y la grasa dependería del objetivo nutricional de la persona, pero en el caso de la grasa siempre es importante que sean de buena calidad, por ejemplo semillas, como las almendras.

De igual manera hay muchas opciones de meriendas más saludables y nutritivas, mejores que barritas, aunque si es más práctico.

Comentarios