Municipios salieron en defensa de sus pobladores y de los intereses como ente recaudador.

Con un manifiesto al unísono, los representantes de las 6 municipalidades de la Zona Norte emiten un rotundo rechazo al plan del Gobierno de la República que pretende implementar más impuestos y  que es parte de la negociación con el FMI por un monto 1.750 millones de dólares.

La propuesta gubernamental establece, entre otros impuestos, que el conocido como bienes inmuebles pase de 0.25% en favor de la municipalidades a 0.75% pero que, la diferencia quede en las arcas estatales.

Los alcaldes, alcaldesas y Concejos Municipales de Upala, Guatuso, Los Chiles, Río Cuarto, Sarapiquí y San Carlos alzaron la voz como protesta a este medida que según afirman, solo provocará un mayor daño a la economía y a las familias de más bajos recursos.

“Nosotros no podemos entender que a los más afectados como la clase pobre, media y los pequeños emprendedores, son los que más tienen que sufrir estas situaciones. Señores diputados, ustedes son los que tienen la responsabilidad, desde el gobierno local de Guatuso nos oponemos a este paquete de impuestos si no hay una revaloración y la consideración respectiva para poder apoyar a situaciones que enfrentamos con esta pandemia tan difícil”, dijo Ilse Gutiérrez, alcaldesa de Guatuso, por medio de su página en Facebook.

El acalde sancarleño, Alfredo Córdoba, fue otro de los que reaccionó molesto ante la propuesta de gobierno y quien mencionó que de aprobarse el impuesto, esto traería ruina al cantón y hasta una amenaza de quiebra para el ayuntamiento.

«Esto es darle la estocada final al toro para matarlo pero además nos lleva al gobierno municipal nos lleva a cobrar un impuesto que no será municipal, que se va para el gobierno central. Nosotros solo vamos a recaudar, vamos a convertirnos en policías del gobierno cobrando ese impuesto», indicó Córdoba.

También, el alcalde del recién creado cantón, Río Cuarto, manifestó que el impuesto no solo afectaría al ciudadano.

“Esa no es la manera correcta de sanear las finanzas del estado, hay familias en situaciones muy complicadas que no tienen la capacidad para pagar un impuesto tan alto. Hay algo que quizás pocos han analizado y es que la función de cobro de este porcentaje le cae la municipalidad con el mismo aparato administrativo y cuando el contribuyente no pague quien tendrá que hacer el cobro judicial es la administración municipal”, dijo Jiménez.

Yamileth López, alcaldesa de Upala, hizo un llamado a los Diputados de la Republica para que den un paso atrás con el proyecto, pues asegura que de aprobarse el aumento, esto impactaría seriamente el bolsillo de los costarricenses.

“Como gobierno local nos oponemos a este proyecto, definitivamente estamos en una economía muy afectada, esto golpea a las clases vulnerables. Ejemplo es el impuesto de bienes inmuebles que cada costarricense va a tener que pagar el tripe y eso afectará a muchas familias”, mencionó Yamileth López, alcaldesa de Upala.

En Sarapiquí tanto la alcaldía como el Concejo Municipal remitieron una nota al presidente Carlos Alvarado en el que señalan su categórica oposición a la negociación del gobierno con el FMI con ese plan de impuestos.

“Lejos de ser progresivos con miras a reactivas la economía, vienen a ser una carga muy pesada para la población en general, sobre todo para la clase media y baja de este país. Sería una lápida el aumento desproporcionado al impuesto de bienes inmuebles ya que de por sí presenta una alta morosidad en su pago y con este aumento sería catastrófico”, señaló la alcaldía mediante un acuerdo en conjunto con el Concejo.

En voz de su Presidente Municipal, el ayuntamiento de Los Chiles también mostró su oposición a una implementación de más tributos.

“El martes anterior aprobamos una moción para oponernos a más impuestos, no podemos perjudicar al costarricense a pagar más inmuebles, si está difícil la situación actualmente, imagínese con más impuestos. Esperamos que los diputados escuchen al pueblo y rechacen también la propuesta del gobierno”, dijo Yenner Cáceres, regidor y presidente municipal.

Los 6 representes municipales coinciden en que hay diferentes formas para sanearlas finanzas públicas y llaman a gobierno a escuchar propuesta y no golpear el bolsillo de la población más vulnerable, así como a los empresarios que hoy luchan por sobrevivir a la crisis provocada por la pandemia.

El plan del Gobierno además, establece el cobro de 0.3% a las transacciones bancarias. Establece también el cobro de renta a grandes cooperativas.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios