Los 300 días de San Carlos en Primera División

Jose Arguedas / SCD

La estancia de la Asociación Deportiva San Carlos en la máxima categoría parecía algo muy bueno para ser cierto, ya que fue el paso más rápido de los “Toros” por la división de honor de nuestro fútbol, algo por lo que se luchó durante tres años y se logró, pero que los pobres resultados acompañado de malas decisiones, se trajeron por la borda dicho esfuerzo.

Este es el paso más rápido ya que el primer descenso llegó con siete años en primera, el segundo con nada más y nada menos que 25 años de manera ininterrumpida hasta el 2004, y el tercer descenso en el 2013 con poco menos de nueve años.

Todo inició, la cálida noche del 16 de Julio del año anterior en La Sabana. Saprissa era el equipo rival que quería intimidar a los norteños en un Estadio Nacional que rememoraba (claro está que en condiciones distintas) el primer juego de los sancarleños allá por el lejano 1966. San Carlos caía 3-1 en el segundo tiempo y a base de inspiración se logró empatar en tiempo de reposición 3-3 y así llenar de comentarios positivos al benjamín de la temporada.

Llegaba el reencuentro de una afición de primera en su estadio, una fría noche de miércoles en la que se sufrió de más para empatar contra el Santos 1-1, y cuatro días después sufrir la primera caída 0-1 ante el Cartaginés. Las dudas empezaron a flotar con la derrota ante la Universidad de Costa Rica 2-1 en el Estadio Colleya Fonseca.

Expo San Carlos

La primera victoria llegó como local en un terreno extraño, tras una sanción sobre el Carlos Ugalde, San Carlos derrotó a Carmelita 1-0 con un autogol carmelo, si bien esta victoria aligeraba un poco las cargas, una derrota en el Rosabal Cordero volvió a traer zozobra a las camisas norteñas, cada jornada que llegaba la mayoría ya lo presagiaba como una derrota para San Carlos, pasó Limón, goleadas ante Herediano y en Liberia para que rodara la primer cabeza.

Geiner Segura fue destituido en 9 jornadas con un balance de 1 victoria 2 empates y 6 derrotas. Llegaba César Eduardo Méndez al banquillo que tampoco duraría mucho; en la Jornada #10 llegó el duelo que más unió a la institución. Ya que dos penales polémicos pitados por Pedro Navarro dieron al traste para una derrota más ante la Liga Deportiva Alajuelense 1-2. En la última jornada Pérez Zeledón goleó a los “Toros” 3-0.

La segunda vuelta parecía que iniciaría bien para la causa norteña, ya que se asomaba el Deportivo Saprissa al coloso del Barrio San Martín y saldría nuevamente derrotado 2-0, el empate en Guápiles ante el Santos allanaba un camino diferente pero la oscuridad apareció nuevamente con otra goleada en Cartago 3-0 y en casa por el mismo marcador ante la UCR.

En adelante el equipo cosechó empate en el Morera Soto ante Carmelita, derrota en casa contra Belén y la caída de Méndez del banquillo con 1 victoria, 1 empate y cuatro derrotas. Llegó Leonardo Moreira a intentar salvar un barco prácticamente hundido, empezó bien ganando a Limón y Pérez Zeledón, además de empatar ante Liberia en casa y cayendo de visita en Heredia y Alajuela.

Año nuevo… ¿inicio nuevo?

Bien dice un viejo refrán que año nuevo, vida nueva. Y por un momento los “Toros” lo iban a aplicar con la victoria ante el Saprissa 2-0 en casa. La derrota en el Ebal Rodríguez 2-1 y el vibrante partido perdido 4-3 en Cartago que dejó a Edgar Chacón fuera del torneo, no parecían alarmar mucho.

 

La esperanza volvió cuando se derrotó a la UCR 3-1 en casa y a Carmelita en el Morera Soto 2-3. Pero reaparecieron algunos fantasmas con el empate 1-1 y el 0-0 ante Belén FC y Limón respectivamente, la derrota 3-2 en Heredia prendió las alarmas de nuevo que las apagó la sufridísima victoria 1-0 ante Liberia en casa y un meritorio empate 1-1 en Alajuela ante la Liga además de la victoria ante el Municipal Pérez Zeledón al cierre de la primer vuelta.

Todo era felicidad, parecía que iban a haber toros para rato en la máxima categoría, pero en la segunda vuelta como dice la canción de Emmanuel: “Todo se derrumbó”. Primero con la derrota ante el Saprissa en el Ricardo Saprissa 2-1 que dejó buenas sensaciones por un juego donde los sancarleños tuvieron dominado al monstruo durante gran parte del juego y victoria ante el Santos en casa por la mínima, que a la postre y sin saberlo sería la última como locales.

A partir de la Jornada 14 el cielo se empezó a oscurecer con la derrota como locales ante el Cartaginés 0-1 y ante la UCR en el “Cuty” Monge 2-1. Carmelita los ultrajó en casa 0-2 y el panorama no era nada alentador, los “Toros” ya tenían pegado el respirador artificial, aunque la última victoria ante Belén en el “Colleya” Fonseca trajo algo de oxígeno.

La gota que derramó el vaso fue la goleada en el Juan Gobán contra Limón 4-1, la cual evidenció la profunda crisis que se vivía a lo interno de la institución. Divisiones entre jugadores y dirigentes, además de la toma de las primeras decisiones incorrectas como el despido de Leonardo Moreira con 9 victorias, 4 empates y 10 derrotas.

¿El resto? Solamente historia; el equipo quedó al mando de Oscar Alegre, quien se encargó de consumar la tragedia sancarleña con cuatro derrotas ante Herediano, Liberia, Alajuelense y Pérez Zeledón.

Pasaron 300 días para que la Asociación Deportiva San Carlos, gracias a malas decisiones e indisciplina de jugadores que acarrearon malos resultados y que hoy hace a todo un pueblo llorar nuevamente un descenso.

Síntesis:

Partidos jugados: 44
Victorias: 11
Empates: 8
Derrotas: 25
Goles a Favor: 42
Goles en Contra: 68
Goleador: Johnny Woodly, 8 goles solo en el Verano
Como Local:

Partidos jugados: 22
Victorias: 9
Empates: 4
Derrotas: 9
Goles a Favor: 20
Goles en Contra: 24

Como Visitante:

Partidos jugados: 22
Victorias: 2
Empates: 4
Derrotas: 16
Goles a Favor: 15
Goles en Contra: 44

Comentarios
Compartir
Periodista Deportivo. Encargado de las crónicas de los partidos de la Asociación Deportiva San Carlos.