Las suculentas son plantas que ocupan poco espacio y que se reproducen y crecen en cualquier sitio pero, sí tienen sus secretos para mantenerse vitales y hermosas. Foto: SCD

Sencillas, variadas y de cuidado fácil. Así son ellas y por eso, se convierten en plantas habituales en casas, comercios y hasta oficinas.

Las suculentas son plantas que ocupan poco espacio y que se reproducen y crecen en cualquier sitio pero, sí tienen sus secretos para mantenerse vitales y hermosas.

Lo primero que hay que saber es que, sus cuidados son completamente diferentes a los de otras plantas, pero nada complicado.

Por ejemplo, regarlas a menudo es un error muy constante.

«Ellas son muy eficientes en el recurso hídrico y eso hace que puedan permanecer mucho tiempo sin agua. Las que se manejan de forma ornamental, no necesitan agua muy frecuente por que más bien podemos inducirlas a la muerte. Se pueden regar de una a dos veces por semana», explicó Juan Villegas, Ingeniero Agrónomo de la ETAI.

Bien, puede dejar pasar 15 días sin regalarlas y soportarán. Eso sí, mostrará un poco de estrés.

¿Cómo se reproducen? Es más sencillo de lo que cualquiera piensa. De una suculenta que tenga en casa, puede salir un regalo para alguien más.

Su reproducción es mediante las hojas.

«Usted desprende alguna hoja de ellas y la coloca en un sustrato, la humedece nada más y ella va a empezar a enraizar y de una hoja sale una planta entera. Es una reproducción asexual y es muy fácil», añadió el experto.

Incluso el estrés hídrico pude ser otro método. Ese estrés hace que brote y genere nuevos hijos.

El sustrato a utilizar debe ser uno que no contenga mucha humedad, ojalá con arena y que drene bien. No requiere fertilizantes.

¿Dónde colocarlas? Algunas resisten dentro de la casa, otras en el corredor y otras en espacios abiertos pero es importante no hacerles cambios bruscos de luz.

«Hay que estar pendientes a su comportamiento. Cuando tiene mucha sombra tiende a estirar su tallo y cuando hay exceso de luz vemos que se marchita», agregó Villegas.

Cuando vaya a sembrarlas, es importante que la tierra no esté demasiado húmeda y que las raíces no se encharquen de agua.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios