Los valores son indispensables, pero de eso me encargo yo

Lo valores que tengo me los enseñaron mis padres y de eso me encargaré yo de transmitirlo.

Un presidente está para darme soluciones a la crisis que atraviesa el país, a la canasta básica, que tenga propuestas para las personas humildes de zonas rurales, que aumente el empleo, que traiga inversión extranjera, que le importe la educación, que saque al país adelante.

El país no se mueve erradicando la homosexualidad o dando un discurso tan ridículo. No seamos ilusos, eso hágalo usted solito, con su propio ejemplo.

Use usted la Biblia, predique con el ejemplo, hágalo usted y transmita solo cosas buenas, pero eso si lea más, instrúyase más, analice más para poder tener un presidente que de la talla y no idolatre a un ser humano que viene dando “atolillo con el dedo” con propuestas que no son viables para el país.

Escojamos a alguien que sepa de política y experiencia en el campo, no que resuelva todo con un discurso tan intolerante, que lo único que sabe promover son valores y no da ni una sola solución a los problemas reales del país.

Seamos más cultos y analíticos, no fanáticos. Política y religión no se mezclan.

Por: Anyely Rodríguez Víquez / Internacionalista con énfasis en Mercadeo.
Cédula: 702220150

___________________________________________

San Carlos Digital y su administración, no se hacen responsables por los comentarios y opiniones emitidas en esta columna. Los criterios emitidos, son independientes a la línea editorial. Envíe sus artículos de opinión a redaccion@sancarlosdigital.com con el asunto OPINIÓN

Comentarios