Dylan Mckay, el joven que enamoró a muchas en “Beverly Hills, 90210”

A sus 52 años, Perry falleció este lunes producto de un derrame cerebral masivo. Foto: El Universal.
-Publicidad-

De chico malo a padre sobreprotector. Luke Perry inició su carrera como un rompecorazones y en años recientes fue conocido por su papel en la serie “Riverdale”.

El actor dejó huella en la televisión como Dylan Mckay, el chico malo de «Beverly Hills, 90210». Fue el rompecorazones de las adolescentes allá por la década de 1990.

En el 91, Perry actuó en la película de «Buffy, The Vampire Slayer», también hizo el papel de Lane Frost, un campeón de rodeo en el filme «8 seconds», de 1994.

También tuvo una pequeña aparición en «The Fifth Element» de Luc Besson.

Cuando «Beverly Hills» terminó, Perry buscó papeles que fueran distintos a su personaje adolescente.

Fue así como encarnó a Linc Stark en «John from Cincinnati» y al reverendo Jeremiah Cloutier en «Oz»

El galán de mirada pícara, complexión delgada y gran estatura, admitió que participó en más de 250 audiciones antes de que le llegara el papel que le permitiría darse a conocer como jamás lo anticipó.

En el 2015, un examen reveló que tenía células cancerosas en el colon, las cuales le fueron eliminadas. Desde ese entonces, donde quiera que podía, Luke Perry alertaba a los ciudadanos para que se revisaran, pues insistía en que era necesario prevenir, antes que tener que luchar contra un cáncer mortal. El actor decía que había cambiado su dieta, deshaciéndose de las carnes rojas, sobre todo.

Actualmente, Luke Perry trabajaba en la serie ‘Riverdale’, donde interpretó a ‘Fred Andrews’, padre de Archie, uno de los personajes principales.

La mañana de este lunes el actor falleció a sus 52 años, producto de un derrame cerebral masivo.

Información de: CNN

Comentarios