Una noche lluviosa marcó el debut de Jeautin Campos en el Carlos Ugalde.

No apostó al riesgo y alineó casi igual al 11 que enfrentó a Cartago el fin de semana.

El partido se jugaba parejo en acciones. Sporting, que le ganó a los Toros en su último partido, llegó a amenazar.

A los 15 minutos, Sporting le complicaba el juego a los locales. Los Toros no se veían bien.

El juego avanzaba bien parejo en el que los Toros todavía no se veía bien, los jugadores no se encontraban y una delantera sin definición.

Apesar del cambio de técnico, el sufrimiento era el mismo. No había calidad.

Un primer tiempo muy malo para los Toros cerró.

0 a 0 el marcador en casa.

Para iniciar el segundo tiempo, Campos apostó a dos cambios.

Ingresó Esteban Ramírez por Raheem Cole y Jorge Gutiérrez por Jose David Sánchez.

La idea era dar movilidad y que las llegadas fueran más efectivas.

De inmediato también, entró Marcos Mena por Carlos Martínez.

Los cambios del técnico Campos, dieron mayor movilidad al los locales, pero no encontraban la forma de entrar al marco rival.

San Carlos llegaba pero no concretaba el gol.

Al 63 ingresó Roberto Córdoba por el mexicano Julio Cruz.

A pesar de los cambios, San Carlos queda debiendo, no mostraba fútbol ni ideas.

A los 77 minutos, Campos apostó a lo último con el ingreso de Rachid Chirino y la salida de Wilmer Azofeifa.

En un segundo tiempo que intentó manejar pero que no concretó lo que necesitaba: el gol.

Al final y una vez más, los Toros del Norte como locales, dejan ir puntos valiosos.

Esta vez, a los 87 minutos el Sporting anotó el gol del triunfo.

guest
1 Comentario
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Delio Quesada
Delio Quesada
15 días atrás

Toritos :a pastar un tiempo mas. Estamos bien mal con decisiones pésimas que se han tomado con el plantel. En un año prácticamente, el equipo campeón desapareció y sólo quedan un par de jugadores. Para cambiar un equipo se necesita de un proceso lento de remover una o dos piezas que generalmente por edad se retiran. Pero parece quew el dinero es lo que manda en el club y no las buenas razones. Ojalá que el fantasma de descender no se empiece a asomar.