Un acuerdo entre Costa Rica y Panamá provocó nuevas medidas de ingreso para los transportistas y que generan un protocolo sanitario y de seguridad que permitirá trasladar las mercancías a lugares debidamente autorizados.

Un acuerdo entre Costa Rica y Panamá provocó nuevas medidas de ingreso para los transportistas y que generan un protocolo sanitario y de seguridad que permitirá trasladar las mercancías a lugares debidamente autorizados.

Para lograr un mejor tránsito en la frontera, las autoridades estudiaron el proceso de transporte de materiales (llegar a la frontera, ver el proceso del transportista del país y la continuidad con la entrega del destino), y el proceso de los camiones que solo ingresan para transitar por el país.

Dentro de las medidas está el agilizar los trámites en frontera para minimizar el tiempo de espera de los transportistas en el área limítrofe y el monitoreo de camiones por medio de GPS que permite supervisar las rutas programadas y el tiempo del transportista en el país.

También habilitarán puntos de paradas específicas en condiciones controladas por lo que este escenario permitirá que los transportistas se establezcan en un sitio con comodidades básicas por tiempo preestablecido y ayuda a las autoridades a tener definida la ruta del transportista.

Además, mantienen alternativas vigentes como el enganche y desenganche de remolques o el cambio de conductores para el traslado de la carga en el país, según la necesidad del transportista.

La Ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, anunció las nuevas medidas tanto normativas como de logística que gracias a los esfuerzos binacionales entran a regir en las próximas horas.

“Este plan piloto nos  permitirá  descongestionar y atender la situación en la frontera con Panamá. El acuerdo autoriza el ingreso de transportistas a territorio nacional, bajo un  estricto cumplimiento del protocolo sanitario y de seguridad que permitirá trasladar las mercancías a lugares debidamente autorizados” dijo

Estos controles son tanto para ingreso como para salida de los camiones en nuestro territorio. El objetivo de estas propuestas son trabajar bajo un monitoreo constante de los transportistas y evitar el contagio por el COVID-19.

La CNE apoya el operativo terrestre de transportistas en tránsito por el país mediante la dotación de instalaciones y aplicación de procedimientos sanitarios y de desinfección en las instalaciones fronterizas y los puntos de descanso y alimentación definidos por las autoridades competentes del convoy (caravana) que se dirigen de Peñas Blancas a Paso Canoas y viceversa.

El propósito del operativo es evitar que las fronteras o el paso por el país se conviertan eventualmente en focos de contagio por el coronavirus COVID-19.