El mensaje lo dio durante el DNJ que celebra en la Cámara de Ganaderos en San Carlos.

Ante 10 mil jóvenes de todo el país y durante la Eucaristía solemne en el Día Nacional de la Juventud, el Obispo de la Diócesis de Ciudad Quesada, Jose Manuel Garita, envió un mensaje claro.

Durante la Homilía, el líder la Iglesia Católica llamó a seguir a Cristo como camino a la salvación.

«Celebramos también este DNJ porque necesitamos encontrar el sentido y la finalidad de nuestra vida. Jesús, en el evangelio de San Juan, nos ha dicho: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” ¡Cristo es nuestro camino entre tanta desviación y peligro! Jóvenes, porque Jesús es el camino, Él nunca les lleva al precipicio y a la perdición ¡Jesús es nuestra verdad entre tanta mentira, falsedad y engaño! Jóvenes, porque el Señor es la verdad, Él nunca les confunde ni mucho menos les engaña ¡Jesucristo es nuestra vida entre tantos signos de muerte! Jóvenes, porque Cristo es la vida, Él no quiere que desfallezcan ni se pierdan, sino que tengan vida de Dios, vida de fe, vida en abundancia que sólo Él les puede dar», dijo.

En compañía de 100 sacerdotes y varios Obispos del país, Garita celebró con algarabía que San Carlos sea el epicentro de esta fiesta católica.

La Diócesis de Ciudad Quesada era la única que no había organizado el DNJ a lo largo de 20 desde su primera edición, por lo que la satisfacción fue parte de la jornada.

Dejar ver el rostro joven dela Iglesia Católica fue otra de las menciones del Obispo en su Homilía.

«Estamos aquí para hacer vida y testimonio el lema de este DNJ “juguémonos la vida”. Queridos jóvenes, con relación a Cristo y a las exigencias de nuestra fe, estamos llamados a dar testimonio de lo que somos y creemos. Y esto significa arriesgar, tener claridad, valentía y coraje en dar razón de nuestra fe cristiana. Nada de miedos, cobardías ni complejos», dijo.

El cierre del mensaje incluyó un llamado a ser fieles a Cristo.

«Queridos jóvenes, la tarea después de este DNJ es clara: ser conscientes de que para nosotros la verdadera y única vida es Cristo. Y de que tenemos que jugarnos la vida por Él y por la Iglesia. Juguémonos la vida con nuestro testimonio claro, valiente y decidido. La Eucaristía nos dé la fuerza y el valor que necesitamos para ser fieles hasta el final. Para nosotros la vida es Cristo y nos queremos jugar la vida hoy y siempre por Él».

El DNJ se celebra en la Cámara de Ganaderos de San Carlos durante todo este 6 de julio.

Comentarios