¿Por qué no se come carne los viernes de Cuaresma?

La Iglesia llama a la abstinencia, el Miércoles de Ceniza, Viernes de Cuaresma y Jueves y Viernes Santos. Foto: SCD
-Publicidad-

Los 40 días de preparación para la Semana Santa, incluyen 5 viernes. Según manda la Iglesia Católica, durante esos días los fieles deben ayunar o bien abstenerse de comer carne roja.

Pero, ¿por qué no se puede comer carne roja?

La Cuaresma representa la preparación para vivir los misterios de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Por esta razón, los católicos evitan comer carnes rojas.

El por qué no se come carne roja en Cuaresma tiene diversas respuestas: Una de ellas es que se sustituyen las carnes no por el color sino por la esencias. La carne roja proviene de mamíferos terrestres de sangre caliente y es vinculada con lo mundano, mientras que la carne blanca se considera volátil y de sangre fría que proviene de animales aéreos o acuáticos.

Otra explicación histórica sobre el por qué se come carne blanca en vez de carne roja, viene de la asociación que se hace de los placeres y la lujuria. La cuaresma tiene como objetivo recordar el sacrificio de Jesús, por lo que se debe limitar la ingesta de comida y de los alimentos que propician la lujuria y, por ende el sexo. 

En la actualidad, la Iglesia Católica mantiene como un símbolo muy cercano el ayuno y la abstinencia.

«El ayuno es abstenernos de alimentos durante un tiempo previsto por una persona, en su libertad y es para las personas que no tienen padecimiento físico o de edad, la abstinencia de comer carne, desde la antiguedad era un signo de purificación del cuerpo», explicó Gerardo Alpízar, Vicario Episcopal para la Liturgia de la Diócesis de Ciudad Quesada.

La Iglesia lo que busca representar es la unión a Jesús, en su abstinencia de consumir alimentos durante 40 días en el desierto.

«Adjunto a esto, brota la caridad que la Iglesia nos pide, lo que yo me abstengo de comer, en este caso la carne yo tengo que hacer caridad, este es el significado más profundo: no comer carne nos lleva a la caridad y que es uno de los alimentos, actualmente, más caros», agregó el Padre.

Todo en la Iglesia Católica tiene un significado que nos lleva a una unión mas fuerte con Dios. La abstinencia y ayuno nos ayudan a acercarnos mas a Jesús ya que su forma humana se muestra en todo su esplendor al pasar 40 días bajo sufrimiento, en oración preparandose para el sacrificio mayor: muerte por nuestros pecados.

Comentarios