No coma con arrepentimiento, hay personas que por cada bocado están sufriendo, la comida es un placer no una tortura. Un placer con medida. Foto; Internet

Navidad es una época en la que, si algo sobra es la comida.

Si comió algo demás, lo que puede hacer es disfrutar el momento en el que se lo está comiendo. Eso sí,  trate que esas calorías extras sean de algo que valga la pena, algo que le encante. Si no es de su gusto un tamal, entonces mejor se ahorra esas calorías, pero si muere por los tamales, ¡cómaselo!.

No es correcto  llegar y comerse 3 piñas de una vez o 2 postres, sino que se sirve un plato y se quita el antojo y lo disfruta. No coma con arrepentimiento, hay personas que por cada bocado están sufriendo, la comida es un placer no una tortura. Un placer con medida.

Entonces ¿Ayer tuvo una cena con postre y además bebió?, Bueno por esto no hay que dejar de comer al día siguiente. Es importante movernos, trate de hacer ejercicio esos días y así ayudará en la digestión y además nos ayuda a quemar esas calorías extra.

Podría tomar un batido de vegetales, con la idea de que le ayude en la digestión, hidratación y a recibir vitaminas y minerales que revitalizan, pero recuerde que estos batidos no queman grasa, pero son buena opción.

No debe eliminar todos los carbohidratos del día para compensar, básicamente al día siguiente siga su plan de alimentación normal, y olvida lo que se comió extra. Con el ejercicio, consumo de líquido y retomando la alimentación saludable es suficiente.

Un día no es problema, el problema es cuando ese día de exceso son todos los días o 3 veces a la semana, ahí si va a ir subiendo de peso.

Comentarios