¿Qué haría si yo fuera…

Jose Arguedas / SCD

Vivimos un tiempo sombrío en el campo futbolístico en San Carlos. Concretamente, para aquellos que tenemos relación con la Asociación Deportiva San Carlos. Una angustia que se prolongará hasta el domingo en la tarde y, que ahí podría terminar… o podría seguir por muchas semanas.

He querido ponerme en el lugar de los diferentes grupos relacionados con el equipo. Veamos:

Si yo fuera… UN FANÁTICO de San Carlos. Como mi línea es ganar y ser mejor que todos, sin importar como, estaría autocastigándome por todos los errores de los árbitros, los cuales nos han quitado puntos en el torneo y que nos podrían tener a punto de clasificar. Estaría llamando “perras”, “vagabundos”, “faltos de vergüenza” a algunos jugadores, y además, llamando “brutos” a los directivos por los cambios de entrenador o por no contratar a fulano, mengano o perencejo.

Si yo fuera… AFICIONADO. Como quiero al equipo por encima de todos, diría que hay otros equipos más malos, que otros ni siquiera tienen estadio, que no tienen afición que los respalde y por lo tanto, no merecen estar en Primera División. La consigna final, es que el equipo se salve como sea y si no lo hace, buscaría respuestas a muchas interrogantes que probablemente no la tengan, pues simplemente… forman parte de la belleza de un deporte que muchas veces NO admite razonamientos.

Expo San Carlos

Si yo fuera… COMUNICADOR DE LA CAPITAL. Simplemente juego de estadista y presento todas las opciones que tiene San Carlos de salvarse o descender, acudo a los datos históricos de enfrentamientos entre Pérez y San Carlos, aludo a la obligatoriedad que tiene Pérez Zeledón de ganar para clasificar, y probablemente, siga preguntándome por qué despidieron a Leonardo Moreira a 4 partidos del final y quizás, hasta me atreva a emitir un criterio señalando que ahí hubo un gran error.

Si yo fuera… COMUNICADOR DE LA ZONA NORTE. Estaría escribiendo este comentario, trataría de demostrar que lo que está pasando ya lo habíamos anunciado en nuestros programas, diría “yo lo dije desde hace varias jornadas”, criticaría al fútbol nacional por empezar el campeonato de primera 15 días después de que hay campeón en segunda, jugaría de analista y diría que el equipo “ya está descendido” o “todavía dependemos de nosotros”, escucharía a los amigos emitir criterios (algunos sin fundamentos reales) y los dejaría pasar o los refutaría…

Si yo fuera… DIRECTIVO. Estaría pensando como en la canción de Jose Luis Perales “¡Qué pasará mañana cuando te hayas ido…a quien podré contarle que me siento lejos…mañana…”, tal vez tenga pesadillas por las noches y haya soñado con todas las opciones de resultado en el partido de Pérez Zeledón, estaría pensando si será justo que nos llamen “brutos”, “incapaces”, “en que cabeza cabe”, “si ese es un id..” y muchos otras, MUY PENSADAS frases, las cuales reflejan la “sabiduría” de “TODOS ESOS QUE TRABAJARÍAN ARDUAMENTE POR EL EQUIPO” y que están dispuestos a “aceptar de inmediato” un puesto en la próxima Junta Directiva, para aportar todas las ideas que hoy, posiblemente, tendrían al equipo disputando el primer lugar del torneo.

Si yo fuera… JUGADOR. Estaría pensando en que a partir del lunes podría quedarme sin trabajo. Me preguntaría, ¿cómo haré para pagar mis cuentas, el alquiler, la comida para mis hijos’? ¿Cómo enfrentaré el acoso social que pide explicaciones o si es conveniente que vea las redes sociales o no, cuando se hace referencia al equipo? No podría dormir bien, aunque sepa que debo hacerlo para estar debidamente listo, para enfrentar el partido del domingo. Tendría momentos de soledad y un peso casi insoportable, permanecería sobre mis hombros.

 

Si yo fuera… EL TÉCNICO. Sabría que el partido del domingo es el más importante de mi carrera hasta el momento. No leería ni escucharía nada que tenga que ver con redes sociales, ni otros medios de comunicación y analizaría día y noche los posibles escenarios que se presentarán durante ese partido. Repasaría fortalezas y debilidades de mi equipo y del rival, y hablaría uno a uno con mis jugadores para conocer su nivel de fuerza emocional de cara a contar con el material idóneo para librar una batalla que no admite errores.

PERO, como soy yo… ya no escribiré más, porque si usted leyó hasta aquí, se merece solamente que le diga GRACIAS por concederme el privilegio de leer estas líneas. Y como soy yo… pase lo que pase el domingo, NO me alejaré de único equipo en el mundo (además de la Sele) por el que vibro, sufro, me angustio, me alegro, me sofoco, me enojo, me cambia el estado de ánimo, me siento a verlo en Primera o en Segunda, me lleno de coraje en contra de las decisiones del árbitro, regaño a los jugadores aunque ellos no se den cuenta, en fin… GRITARÉ eufórico si nos quedamos y lloraré… quizás en silencio… si nos v…

Lic. Marvin Méndez Morales

___________________________________________

San Carlos Digital y su administración, no se hacen responsables por los comentarios y opiniones emitidas en esta columna. Los criterios emitidos, son independientes a la línea editorial.

Comentarios
VíaLic. Marvin Méndez Morales
Compartir
San Carlos Digital es un medio digital con las noticias más actuales del cantón. Fundado en Mayo de 2016