Este nuevo plan, delimita las zonas comerciales, industriales, residenciales, de protección ambiental y hasta agrícolas. Cortesía.

En medio de la atención de la crisis, revive el avance del Plan Regulador del cantón y que, desde noviembre del año anterior, quedó en el congelador.

Dos regidores, se suman a la Comisión del Plan Regulador que es la que trabaja en este proyecto desde la administración municipal y está conformada por distintas entidades.

Juan Diego González y Pablo Rodríguez se suman al trabajo conjunto con especialistas técnicos para llevar a buen puerto la aprobación del plan con base a recomendaciones y análisis de expertos.

«Estamos claros que esta es una herramienta importante para el cantón, nosotros vamos a retomar la discusión pero queremos hacerlo de manera responsable y escuchando a los sectores, yo en lo personal he recibido algunas preocupaciones sobre la versión actual de este plan, hemos estado estudiándolo porque es un documento muy extenso y también tengo mi propio criterio», explicó Juan Diego González, presidente municipal.

El próximo viernes 5 de junio, en sesión extraordinaria, los regidores conocerán el estado actual del proyecto, mismo que, el Concejo anterior había advertido era una herencia a este nuevo grupo de regidores.

«Nuestra intención es conocer a fondo el estado actual y en buena hora que tengamos pronto esta sesión extraordinaria para conocer en que punto estamos, con esto nuestra posición será de trabajar para que el proyecto salga lo mejor posible y sea de beneficio para todos los sancarleños», señaló Pablo Rodríguez, regidor de oposición.

En noviembre de 2019 el Concejo Municipal anterior decidió «meter al congelador» la aprobación del plan regulador por que «varias de las recomendaciones emitidas por ellos a la administración no fueron contempladas».

El proyecto estaba a un solo paso para pasarlo a SETENA para su vialidad ambiental y de ahí ejecutarlo. Sin embargo, los regidores anteriores decidieron retirarlo de las discusiones municipales.

La intención fue, darle más tiempo para discutir, analizar y conocer cada detalle del plan antes de aprobarlo.

Desde hace 8 años, la administración municipal trabaja en el Plan Regulador que lo que busca es ordenar el territorio urbano y rural del cantón.

Con la aplicación de este plan, futuras construcciones deben apegarse al ordenamiento establecido por zonas de impacto y de acuerdo a su uso.

Por ejemplo este nuevo plan, delimita las zonas comerciales, industriales, residenciales, de protección ambiental y hasta agrícolas.

Comentarios