Los cambios rigen desde setiembre anterior. Imagen con fines ilustrativos.

¿Va a segregar su propiedad y/o su finca para hipotecar, vender, heredar, solicitar bono de vivienda? Preste atención porque rigen nuevas disposiciones para hacerlo.

Esto, luego de 38 años sin actualización del Reglamento de Fraccionamiento y Urbanizaciones del Instituto de Vivienda y Urbanismo.

La reglamentación aplica en aquellos gobiernos locales donde no hay plan regulador o donde, por decisión del concejo municipal así lo determinen.

Incluye nuevas condiciones para segregar lotes con o sin fines urbanísticos, la figura de servidumbres, dimensiones de fincas, incluso cuáles planos deben o no ser visados solo por los gobiernos locales, entro otros.

Según información proporcionada por el director ejecutivo del Colegio de Ingenieros Topógrafos, CIT Ing. Marco Antonio Zúñiga Montero “la actualización del reglamento como una herramienta en el tema de urbanismo se logró después 38 años de no revisarse mientras la actualidad del desarrollo inmobiliario y protección del ambiente avanza en forma acelerada y se dificultaba en la zona rural”.

Dentro de los principales cambios está la disminución en un 52% del costo por visado al que aspiraba el INVU cuando publicó la primera versión en noviembre pasado, crea nuevas definiciones de fraccionamiento con fines urbanísticos y y cuándo se debe ceder terreno al gobierno local para áreas públicas y cuales estarían exentos de dichos requisitos.

Sobre este último punto y para impedir la presencia de lotes en abandono ahora será posible que la municipalidad establezca convenios  con grupos de ciudadanos por ejemplo para  mantenimiento de parques infantiles o construir centros de acopio, Ebais, entre otros.

Otro de los cambios en zonas rurales es ampliar de un 15% a un 25% el área que pueden destinarse de las parcelas agrícolas a la construcción de infraestructura.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios