Ruta Pénjamo-Florencia: la buena idea que salió a destiempo

La ruta se habilitó solo un mes antes de que abriera la conocida Punta Norte por lo que su utilidad se redujo a prácticamente nada.

En 2016, cuando el congestionamiento vial era el dolor de cabeza de todos en San Carlos, dos regidores tuvieron una muy buena idea: habilitar el paso de 7 kilómetros entre la Abundancia de Ciudad Quesada y Pénjamo de Florencia.

El problema fue que, dicho proyecto nunca fue prioridad para la administración municipal y atrasó el presupuesto para la obra.

La idea fue muy buena, pero la ruta se habilitó solo un mes antes de que abriera la conocida Punta Norte por lo que su utilidad se redujo a prácticamente nada.

“La idea era que esa fuera la ruta alterna, que ayudara a descongestionar pero solo para que la administración aprobara el presupuesto pasó un año y luego el clima no ayudó y pues cuando se abrió ya la concepción de la obra no era la misma”, dijo Nelson Ugalde, Presidente Municipal.

Basta recorrer la ruta, como lo hizo este medio en varias ocasiones, para confirmar que el trayecto es solitario. Un vehículo o ninguno. Los más beneficiados, los decenas de vecinos que habitan la zona y que lidiaban con polvo y barro.

SCD recorrió la suta en varias ocasiones y comprobó que el tránsito es mínimo

Incluso ahora al menos dos desarrollos urbanísticos ofrecen terrenos en una zona, deporsí, hermosa.

Pero, ¿Por qué continuar con un proyecto de 500 millones de colones a todas luces, extemporáneo?

La iniciativa fue de los regidores del PLN Manrique Chaves y Eraida Alfaro. Otros regidores apoyaron y aprobaron que esa ruta se construyera pero siempre hubo oposición del alcalde Alfredo Córdoba.

“A mi no me cuestione, vaya y pregunta a los regidores que incluyeron esa ruta en el préstamo con el Banco Nacional. No era una prioridad para mi por que yo sabía que con esos fondos podíamos intervenir vías más urgentes”, dijo Alfredo Córdoba a este medio.

Sin el aval de la administración, en 2016 el Concejo Municipal aprobó incluir los 500 millones en un crédito por 7 mil millones con el Banco Nacional y con el que en 2018 asfaltaron 90 kilómetros en todo el cantón.

Pero además, este proyecto, a parte de descongestionar, tenía otra presión: la construcción del Campus Universitario de la UTN que se ubica a 600 metros de Pueblo Nuevo en La Abundancia.

“Yo lo propuse más que todo por lo de la UTN, había que estar preparado pero no sabíamos que ese proyecto se iba a atrasar”, explicó Manrique Chaves.

Y es que en efecto. 3 años después el esperado proyecto de la nueva sede de la UTN no inicia y estaría para arrancar dentro de un año.

“En SETENA nos corrigieron unos puntos en los diseños y pues nos atrasamos, por dicha fue ahí y a tiempo y ahora avanzan las cosas pero sí, queríamos ir avanzando con la ruta”, aclaró Luis Restrepo, decano de la UTN en San Carlos.

De la buena idea, todo salió complicado, pues hasta el clima afectó el avance de la obra.

Mire, yo no le voy a negar que se redujera su utilidad y que sea poco usada pero asumo la responsabilidad. Tampoco es que se va a perder la inversión porque algún día viajarán los estudiantes”, añadió Chaves.

Abundancia-Pénjamo abrió el 30 de agosto de 2018, el 6 de octubre abrió Punta Norte. La UTN se atrasó.

“Si me pregunta yo le reitero lo que dije, hay rutas más urgentes pero yo me acojo a lo que apruebe el Concejo. ¿Falta de planificación? Si, ese es un punto negativo nuestro pero esta no fue una obra de la alcaldía”, agregó Córdoba.

En realidad, los trabajos se concentraron en 4 kilómetros, al menos 3 ya estaban en concreto. El Concejo Municipal apostó a descongestionar y a la UTN pero a hoy, ninguna de las dos aristas por las que se concibió la obra, funciona.

“Esto fue algo que salió cuando andábamos buscando descongestionar, y hay que decirlo el alcalde no lo vio con buenos ojos. Hubo atrasos por que alcalde no lo incluyó en el presupuesto y hubo que esperar que la empresa constructora terminara otras obras. El interés fue de los regidores y por eso lo declaramos de interés cantonal y ya cuando se abre vino muy rápido la Punta Norte y ahora hay 3 salidas al norte. Si vemos desde la perspectiva de eventuales situaciones sigue siendo funcional y más aún cuando llegue la UTN”, explicó Nelson Ugalde.

En lo que coinciden todas las partes es en que, si todo hubiera salido en los tiempos programados la ruta sería más útil y la inversión, que no es mala inversión o dinero perdido, hubiera sido mejor aprovechada de forma inmediata.

“Yo no me voy a quitar, es mi responsabilidad pero le insisto es un tiempo será muy usada esa vía. Sí, hay otras más urgentes pero ya tenemos esta lista”, concluyó el regidor Chaves.

Si la planificación y lo programado hubiese salido tal cual, la ruta se hubiera aprovechado al 100% durante poco más de un año, como ruta alterna a Florencia.

Hoy, es un proyecto que lleva alegría a cientos de vecinos y algunos usuarios y sobretodo lleva desarrollo a las comunidades aledañas.

Pero, cuya utilidad con una inversión millonaria deja dudas dado que siquiera la UTN abre sus puertas.

“No es un proyecto activo pero ahora lo que queda es promover asfaltar Santa Clara-Pénjamo para ver si logramos reactivar la circulación vehícular, vamos a trabajar en eso para que aprovechemos lo que ya está construido”, agregó el Alcalde.

Dicha propuesta tiene buenos ojos en el Concejo donde quieren dar seguimiento a todas las inversiones viales del ayuntamiento.

Comentarios