Muchas personas pasan haciendo “dieta” eternamente y no logran su objetivo de pérdida de peso. Hay varias razones por lo que esto puede estar pasando.

Una de ellas es no contemplar las calorías totales que se consumen, por ejemplo, desayunan solo huevo, almuerzan un pollo con ensalada y en la cena únicamente consumen ensalada, pero al ser una dieta tan restrictiva, genera ansiedad.

Esto causa que en medio de cada comida piquen galletas, semillas, pan, empanadas. Es por esta razón que las personas piensan que no comen nada, cuando en realidad no están contando los snacks que comen por esa ansiedad.

Esos snacks son los que agregan calorías y evitan el bajar de peso.

Otra opción es que consumen algunos alimentos que creen que no aportan calorías, como por ejemplo la miel, la chia, galletas integrales, frescos naturales, aceite de oliva, azúcar moreno, etc; las cuales si aportan calorías pero tienen fama de saludables, por lo que la asocian a ser de consumo libre.

Para lograr sus metas lo mejor es buscar a un nutricionista y seguir sus recomendaciones, evitando consumir alimentos adicionales a los recomendados.

Comentarios