Es un régimen de alimentación que se basa en el consumo de grasas, tiene un consumo muy bajo de carbohidratos y moderado consumo de proteínas.

Últimamente ha ganado cierta popularidad, primero debo aclarar que dieta cetogénica y keto, es lo mismo, y que no es necesario basarse en la compra de productos comerciales como única manera de llevar este régimen.

Tiene la gran ventaja de una perdida rápida de peso, sin embargo la pérdida inicial es principalmente agua, esto es porque los carbohidratos ayudan a retener cierta cantidad de agua, entonces cuando casi que eliminamos el consumo de carbohidratos se va a retener menos agua, por ende se ve una pérdida de peso significativa, es por esta razón que se recomienda esperar alrededor de 15 días para medirse e ir viendo cambios reales.

Debe ser guiada por un nutricionista por que podría tener deficiencias de nutrientes, por ejemplo el consumo de frutas y vegetales es un bajo, lo que obliga a tomar suplementos de vitaminas; y así sucesivamente, entonces es sumamente importante buscar una guía.

Muchas personas al inicio sienten irritabilidad, cansancio, mal aliento, estreñimiento, etc. Muchas personas reportan que con el paso de los días la energía y el humor mejoran.

Es útil en personas diabéticas, ya que al bajar el consumo de carbohidratos podría controlar el azúcar en sangre, sin embargo siempre con guía profesional.

A nivel deportivo no es un plan de alimentación superior al consumo de carbohidratos, sin embargo en deportes de peso, donde deben cumplir con un peso específico previo a la competencia podría ser útil.

En cuanto al aumento de masa muscular, sería como tomar el camino más complicado y lento para lograr el resultado, es decir podría lograrlo, pero hay mejores opciones antes de usar este tipo de alimentación. 

Comentarios