El video, circula en Redes Sociales y acusa a un taxista de ASOTAN, quien supuestamente, tomó el servicio y luego avisó a las autoridades de tránsito. Imagen tomada de Internet.

Esta semana, circula en Redes Sociales un video en el que, supuestamente, se evidencia que un taxista tendió una trampa a un UBER local que terminó con el decomiso de las placas de su vehículo.

El video, hace referencia a un taxista de ASOTAN de apellido Rodríguez quien, según las denuncias en redes, habría tomado un UBER, avisó a la Policía de Tránsito y frente a la Toyota en Ciudad Quesada fue interceptado.

En su defensa, el taxista publicó en redes que tomó el vehículo en la Guacamaya, a la entrada de Ciudad Quesada, luego de que él le ofreciera el viaje y justo a la altura de la Toyota, estaba el operativo de control.

El hecho, también fue desmentido categóricamente por Eladio López, representante de ASOTAN tras la consulta de este medio.

«Nosotros lo que hacemos es defender un derecho nada más, ellos son ilegales son piratas y la ley debe actuar como tal no por solicitud nuestra. Desmentimos esos actos pero si aclaramos que defendemos nuestros derechos», dijo.

Desde que se conoció la llegada de la aplicación UBER a San Carlos, los distintos grupos de taxis formales sostuvieron reuniones con la Policía de Tránsito a fin de darles a conocer la ilegalidad del servicio.

«Nuestra posición es la de siempre, nosotros somos legales, pagamos impuestos, pólizas y el resto son piratas. La gente que opina en redes sociales, la mayoría o no son de aquí o son familia de los piratas por lo general», agregó el líder del gremio en San Carlos.

UBER llegó a San Carlos hace casi 2 semanas y hasta el momento solo hay uno sancionado. Justamente fue el caso presentando esta semana y según confirmaron en la Policía de Tránsito, el decomiso se hizo tras una denuncia anónima a la delegación.

Comentarios