Un bebé perezoso sobrevivió a una caída de un árbol y fue trasladado al Centro de Rescate en La Marina de San Carlos luego de que el dueño de la propiedad en la que cayó, lo llevara de inmediato. Cortesía

Una tierna y conmovedora historia surgió la tarde de este sábado en La LLanada de Ciudad Quesada.

Un bebé perezoso sobrevivió a una caída de un árbol y fue trasladado al Centro de Rescate en La Marina de San Carlos luego de que el dueño de la propiedad en la que cayó, lo llevara de inmediato. Aunque parezca incréible, un perro fue el mejor aliado para que este pequeño llegara hasta una casa donde lo rescataron.

«Cayó del árbol y llegó un perro a olerlo y el perezoso se le subió al perro y el dueño nos contó que llegaron los dos animales juntos hasta su casa», narró Juan José Rojas, encargado del centro.

El animalito está en condición estable. Recibe todo tipo de tratamientos y vitaminas para analizar su evolución en las próximas horas.

«Estamos revisándolo, dándole los suplementos y todo lo necesario. Se va a criar un tiempito acá con nosotros y luego será liberado», añadió Rojas.

Actualmente en el centro no hay ninguno de estos osos en cautiverio. Hay un grupo pequeño que habita libre por los árboles del lugar que son animales rescatados pero que, por su condición o impedimentos físicos no pudieron liberarse y deben monitorearse a menudo.