Entre mascarillas, alcohol en gel, medidas sanitarias, distanciamiento, sin roces y hasta con temor, hace apenas una semana regresaron a los entrenamientos. Cortesía ADSC

En la memoria de muchos, aún está fresco el recuerdo de esa noche del 8 de mayo de 2019. Los Toros del Norte revertían un marcador en contra y sellaron el pase a una final más del campeonato nacional. Esta vez, el resultado fue el añorado: ¡Campeones!.

Uno de los máximos logros de la Asociación Deportiva San Carlos se escribió en 2019 sin imaginar que tratar de repetir esa historia tendría un freno inesperado.

De pronto, los Toros del Norte guardaron su bravura. El COVID-19 les apagó la furia pero solo por un tiempo y un día como hoy, 9 de mayo de 2020, la institución celebra sus 55 años en un ambiente frío, lejano, ¡Raro!.

Entre mascarillas, alcohol en gel, medidas sanitarias, distanciamiento, sin roces y hasta con temor, hace apenas una semana regresaron a los entrenamientos.

Algo jamás pensado para nadie, transformó el fútbol mundial y los sancarleños no escaparon a esa triste realidad.

«Decir que hoy estamos en plenitud para arrancar campeonato es muy difícil, se va a arrancar con la poca preparación que se pueda tener», declaró el técnico Carlos Restrepo.

La recuperación física de los jugadores fue la primera tarea luego de 43 días de paro. Algunos tenían mayor intensidad que otros en los trabajos en su casa, según el mismo Restrepo y eso llevó a encontrarse un grupo disparejo.

Luego, aprender a trabajar en medio de medidas desconocidas y con ciertas restricciones fue lo siguiente, luego de un confinamiento nunca imaginado.

«Fue muy difícil trabajar en casa pero con los trabajos que envió el profesor fue lo que nos ayudó a estar ocupados», agregó el portero Patrick Pemberton.

Este año, no hay celebración. La fecha pasa como cualquier otra pero está en la memoria de cientos de jugadores que lucieron la camiseta azul y rojo de los hoy llamados Toros del Norte.

Muchos solo recuerdan la algarabía del Carlos Ugalde lleno cada partido de estos 55 años. Tanto tiempo no pasa en vano y pese a la situación actual, la garra sigue intacta con la esperanza de que para ellos, pronto todo vuelva a la normalidad.

Equipo que ascendió por primera vez a la primera división en 1965. Izquierda a Derecha de pie, Felo Araya, Juan Alberto Barboza, Ricardo Sauma, Rafael Ángel Vargas, Guillermo Hernández, Ricardo Murillo y el entrenador Francisco García.
Sentados: Edgar Arce, Edgar Hernández, Mario Hernández, Hugo Jiménez y Arnulfo Chacón.

Comentarios